Radican medida bipartita para el Caño Tiburones

Suministrada

Suministrada

EL CAPITOLIO  – Los representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP) Ricardo Llerandi Cruz y Gabriel Rodríguez Aguiló, junto al representante del Partido Popular Democrático (PPD), Cesar Hernández Alfonzo, anunciaron el lunes la radicación de una medida viabiliza una nueva política pública en relación al Caño Tiburones de Arecibo.

Según se explicó, el proyecto la cual demarca sus límites territoriales, mientras que a la misma vez establece un procedimiento para el monitoreo de sus niveles y descarga de aguas para así evitar afectar terrenos agrícolas y comunidades aledañas.

“Este proyecto es uno de avanzada que, por primera vez, establece una política pública definida y asigna responsabilidad por el mantenimiento de este importante ecosistema. Un somero análisis de la situación revela que en efecto el Caño ha crecido durante los últimos 20 años como se estipuló, pero que ya colinda con el Vertedero de Arecibo y afecta terrenos agrícolas. Por tanto, se hace obligatorio el delimitar sus límites geográficos para atemperarlo a su nueva realidad; añadiendo, además, 275 cuerdas a la Reserva determinada por Reglamento. Demarcamos límites por ley y aumentamos área protegida a la vez que armonizamos el propósito eco ambiental”, señaló Llerandi Cruz, en comunicado de prensa.

Por su parte, el representante Hernández Alfonzo dijo “Como muy bien indicó para el récord legislativo el presidente de la Junta de Planes: es posible la coexistencia de la reserva natural y de los terrenos agrícolas, pero para que esto ocurra se necesita un ordenamiento claro y específico. Eso es lo que estamos haciendo al presentar este proyecto bipartita hoy. Estoy seguro que la coexistencia puede lograrse si se dejan a un lado las pasiones infundadas y las manipulaciones de información. La permanencia de la reserva no está en discusión, pero las vidas de la gente de Barceloneta y la seguridad alimentaria del país tampoco puede estarlo.”

El Caño Tiburones es un área de humedal que se extiende por la región del karso norteño, entre los municipios de Arecibo y Barceloneta, por un espacio aproximado de unas 4,800 cuerdas de terreno; y se alimenta tanto de aguas superficiales como subterráneas. El mismo, es hábitat para una variedad extensa de especies nativas y migratorias, entre las que se encuentran la gallareta, el pato chorizo, la tigua y la chiriría.

Según se explicó el proyecto de ley fijaría al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales la responsabilidad de mantener en estado óptimo de operación las bombas de descargas de agua de la estación El Vigía, localizada en la parte este de la Reserva y a establecer un plan de mantenimiento y limpieza semestral de los canales de desagüe que discurren dentro y alrededor de la Reserva y fincas aledañas a la misma.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.