Entidad bancaria en Ecuador condonó deudas de 42 mil clientes damnificados por terremoto

El Banco del Pichincha aseguró que la entidad cuenta con las coberturas apropiadas destinadas a proteger sus propios activos y los de sus clientes. FOTO AP

El Banco del Pichincha aseguró que la entidad cuenta con las coberturas apropiadas destinadas a proteger sus propios activos y los de sus clientes. FOTO AP

AP- El Banco del Pichincha, una de las entidades financieras privadas más importantes de Ecuador, anunció este viernes la condonación de deudas a 42.000 de sus clientes que resultaron damnificados por el potente terremoto que asoló la costa norte del país el pasado 16 de abril.
La condonación alcanza un monto 16,8 millones de dólares y beneficiará a clientes suyos de bajos ingresos y microempresarios de las zonas afectadas por el sismo.
“Esto significa que se han eliminado de nuestros registros todas esas obligaciones por el monto señalado”, remarcó el Banco del Pichincha en un comunicado difundido este viernes.
La entidad, en su escrito, señala que dada “la dolorosa y grave situación que atraviesan las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril, y en especial la provincia de Manabí, viene implementado desde esa fecha urgentes acciones a favor de 167.000 clientes damnificados en las numerosas comunidades afectadas”.
Asimismo, informa de que una segunda medida supone un proceso de refinanciación de créditos de 125.000 clientes de las zonas afectadas, “quienes podrán acogerse a la reestructuración de sus deudas”.
“Ellos tendrán un período de gracias que se establecerá mediante análisis individual de su situación, a fin de permitir que puedan pagar en acomodo a sus posibilidades”.
Una tercera medida adoptada por la entidad privada es la conformación de un “fondo, de hasta 100 millones de dólares” destinado a la “reactivación productiva y de microemprendimientos individuales”, que incluirá también “la reconstrucción de viviendas y los negocios de los afectados”.
A dicho fondo, señaló el Banco del Pichincha, “podrán incorporarse recursos de diversas empresas privadas y organismos internacionales que voluntariamente quieran adherirse”.
De otro lado, destacó la donación efectuada por colaboradores de la entidad en el país, así como en sus filiales en América y Europa, por 416.022 dólares, “que irá en apoyo directo a los damnificados”.
Dicho banco señaló que “las políticas permanentes de prudencia y protección” le han permitido “generar suficientes reservas” para hacer frente “a este tipo de imprevistos en la mejor forma posible”.
Además, subrayó que la entidad cuenta “con las coberturas apropiadas destinadas a proteger sus propios activos y los de sus clientes. Por ello, nuestra institución garantiza la liquidez suficiente para respaldar a todos sus depositantes a nivel nacional”, añadió.
“Ecuador no se detendrá y nosotros tampoco, porque la confianza todo lo puede”, apostilló la entidad financiera.
El terremoto de 7,8 grados de magnitud devastó un sector del norte de la costa ecuatoriana, causó la muerte de 660 personas, mientras que unas 30.000 han sido alojadas en albergues temporales.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.