Con restos del vuelo 804 inician pesquisas

image_content_26063021_20160520182200AP – Fuerzas aéreas y navales egipcias avistaron un cadáver, objetos personales de los pasajeros y otros restos del vuelo 804 de EgyptAir, que cayó con 66 personas a bordo en vuelo de París a El Cairo, dijeron ayer el ejército de Egipto y el ministro de Defensa griego.
Las autoridades egipcias notificaron a sus homólogos de Grecia que avistaron un cadáver mutilado, dos asientos y maletas al buscar los restos del Airbus 320 en el Mediterráneo, dijo el ministro Panos Kammenos. El avión desapareció del radar a las 2:45 hora local del jueves pasado.
Los restos fueron vistos a 290 kilómetros al norte de la ciudad costera de Alejandría, dijo el vocero militar egipcio, general de brigada Mohammed Samir, en un comunicado en su página de Facebook. Añadió que continúa la búsqueda de otros restos del avión caído.
Francia, Grecia, Italia, Chipre y Gran Bretaña se sumaron a la búsqueda, informó el ministerio de Defensa egipcio. Se recorre una amplia zona al sur de la isla griega de Creta.
Un equipo de investigadores del país africano, dirigido por Ayman el-Mokadam, junto con expertos franceses y británicos y un especialista de Airbus, inspeccionará los restos hallados, informaron funcionarios que hablaron bajo la condición de anonimato por no estar autorizados a hablar con la prensa.
La oficina del presidente Abdel-Fattah el Sisi emitió una declaración de condolencias a los familiares de las 66 personas muertas. “Que Dios les dé gran misericordia y los acoja en su paraíso”, dice el comunicado, el primer reconocimiento oficial que hizo el gobierno al señalar que el avión desaparecido había caído.
Causa desconocida
El jueves, Kammenos dijo que el avión dio varios giros bruscos antes de caer al mar.
Las fuerzas armadas egipcias aseguraron que no se recibió una llamada de emergencia por parte del piloto. El ministro de Aviación, Sherif Fathi, dijo que la probabilidad de que el avión fuera derribado por un ataque terrorista era “mayor que la posibilidad de una falla técnica”.
Pero el ministro francés de Exterior, Jean-Marc Ayrault, dijo el viernes a la televisora France-2 que “no hay absolutamente el menor indicio” de las causas del desastre.
El secretario de Transportes, Alain Vidalies, dijo a radio France-Info que por el momento “no se prefiere teoría alguna” y exhortó a “la mayor cautela”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.