Auditoría de la contralora deja mal parado al municipio de Villalba

contralorSAN JUAN – La contralora Yesmín Valdivieso publicó el lunes un Informe de Auditoría del municipio de Villalba que supuestamente revela desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación relacionadas con la administración del presupuesto, la adjudicación y construcción de obras, la adquisición de equipo para estas y los atrasos en el pago de deudas a entidades del Gobierno y privadas.

“El Municipio tenía déficits acumulados de 2.15, 3.64 y 4.96 millones de dólares para los años fiscales del 2011 al 2013, o sea un déficit equivalente al 19 por ciento, 49 por ciento y 39 por ciento del presupuesto operacional para esos años. El operar con déficit reduce los recursos disponibles y se afectan los servicios a la ciudadanía. Una situación similar se había señalado en el Informe de Auditoría M-14-05 de 2013. El Municipio también entregó con atrasos a las agencias pertinentes, los estados financieros del 2012 y 2013 lo cual puede dar lugar a que pierda credibilidad y se le nieguen fondos federales al Municipio”, dijo Valdivieso en comunicado de prensa.

“El Informe desvela el fraccionamiento del costo de construcción y remodelación de una antigua escuela para establecer una panadería. Para dicho trabajo se otorgaron cinco contratos y una enmienda por $279,161 a un contratista mediante solicitud de cotizaciones y no por subasta pública. Esta situación impide la competencia entre un mayor número de licitadores, propicia el favoritismo y la comisión de irregularidades, y es contraria a la Ley 81-1991. Con respecto al proyecto de la panadería, en la auditoría se determinó que $354,488 del monto total de lo invertido no habían tenido utilidad ya que la estructura permanecía cerrada y los equipos se encontraban abandonados y deteriorados”, añadió.

La contralora mencionó que la auditoría de 20 hallazgos señala que el Municipio pagó casi medio millón de dólares para la construcción de una Plaza de Mercado que a noviembre de 2014 estaba cerrada al público y no se había utilizado. Además, pagó 55,036 dólares por equipo de cocina que no recibió, recibió tarde, o cuyo paradero se desconoce. Estas situaciones denotan falta de planificación y que no se protegió adecuadamente la propiedad.

“ Al 30 de junio de 2014, el municipio de Villalba adeudaba 2.65 millones de dólares a seis agencias gubernamentales y a cuatro entidades privadas. Esta situación se atribuye a que el alcalde y los directores de Finanzas se apartaron de disposiciones de ley y de reglamentación, y no administraron eficientemente las finanzas del Municipio”, sentenció.

Otros hallazgos se refieren a las transferencias de créditos entre partidas presupuestarias sin las certificaciones de sobrantes requeridas y contrarias a la ley, incumplimiento de ley sobre el envío de contratos y sus enmiendas a la Oficina del Contralor de Puerto Rico, documentos no encontrados para examen y pagos de vacaciones acumuladas en exceso $61,812 dólares sin la justificación requerida. Además, a junio de 2014, el Municipio tenía 939,931 dólares en cuentas por cobrar atrasadas, 163 fondos especiales con recursos económicos por 3.59 millones de dólares inactivos y múltiples deficiencias con los registros de propiedad.

En los comentarios especiales se señalan aspectos significativos para la operación del Municipio tales como: que al 30 de junio de 2014 estaban pendientes de resolución por los tribunales nueve demandas civiles por 381,000 de dólares y que no se había atendido la recomendación del Informe de Auditoría M-14-05 sobre un recobro pendiente por 16,998 de dólares.

La opinión de la Contralora es parcialmente adversa y cubre el periodo del 1 de julio de 2010 al 30 de junio de 2014.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.