Ya es Ley Reforma de Subsidios Energéticos

AEESAN JUAN – La Reforma de Subsidios Energéticos se convirtió el jueves en la Ley 22-2016, “Ley para la Reforma de Subsidios y Pago de Atrasos de Servicios de Energía Eléctrica y Acueductos y Alcantarillados del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, informó el autor del ahora estatuto, el senador Ramón Luis Nieves.

“La nueva Ley de Reforma de Subsidios Energéticos es una medida valiente y en la dirección correcta que elimina desigualdades sociales y distorsiones creadas por varios de los subsidios legislados anteriormente”, expresó el senador Nieves. “Con esta ley, le ponemos orden a lo que hasta hoy es un desorden; desorden que pagamos con creces los abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), pues los subsidios los pagamos todos en nuestras facturas”, dijo Nieves en comunicado de prensa.

Según dispone el proyecto de ley, las agencias del gobierno y las corporaciones úblicas estarán obligadas a hacer planes de pagos de sus deudas con la Autoridad de Energía Eléctrica e incluir partidas en su presupuesto anual, para el pago de las deudas vencidas y en atraso con la AEE y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA). Asimismo, toda legislación futura para programas de subsidios tendrá que incluir certificaciones de la Oficina de Gerencia y Presupuesto y el Departamento de Hacienda, donde se identifique la fuente de pago, la cual no puede ser la AEE, ni la AAA, ni las facturas de sus abonados.

Los subsidios para promover el desarrollo económico tendrán que incluir factores medibles, estándares de desempeño, expectativa de creación de empleos, cuantía monetaria máxima a concederse como subsidio y el término máximo de duración, que no podrá exceder los cinco (5) años.

De igual manera, la nueva ley exige mayor fiscalización de los subsidios por parte de AEE, la AAA y la Legislatura. Establece las disposiciones referentes a accesibilidad y los términos de los planes de pagos ofrecidos por la AEE, así como medidas dirigidas a un uso más eficiente de los recursos de energía y agua. La Reforma de Subsidios establece que los beneficiarios de estos estarán obligados a notificar a la AEE y AAA si ha cesado su elegibilidad, y de someter información falsa, podrían ser encausados por los delitos de fraude, perjurio y archivo de documentos falsos.

En cuanto a subsidios en específico, la medida del senador de San Juan elimina de ahora en adelante el subsidio a las grandes industrias, y transforma el subsidio a hoteles y paradores, limitando el tiempo en que gozarán del mismo. “Se acabaron los subsidios eternos”, agregó Nieves.

El subsidio al sector industrial para el año fiscal 2013-2014 representó un costo a los abonados de 6.3 millones de dólares, mientras que el de hoteles y paradores le costó 8.7 millones de dólares a los abonados de la AEE. El subsidio al sector industrial incluso generó una deuda entre el gobierno y la AEE de más de 30 millones de dólares.

“Los abonados de la AEE estamos subsidiándole el pago de luz a hoteles y a grandes industrias, mientras que el sector que más empleos crea en Puerto Rico, las PYMES, no gozan de ningún subsidio. No es justo que el pequeño y mediano empresario que no goza de ningún subsidio, le pague la luz en su factura a grandes industrias, mayormente extranjeras. De igual manera, no es justo que una persona pobre de la comunidad Playita pague de su factura parte de la luz a un hotel en el que sus circunstancias económicas no le permiten quedarse. Esta Ley, por tanto, promueve la equidad, justicia y el balance de intereses”, explicó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.