Ted Cruz y Kasich, última opción de frenar a Trump

Todo tipo de estrategias está utilizando Cruz en campaña para recuperarse de la ventaja que le lleva Trump y llegar lo más fuerte posible a la Convención Nacional Republicana (18 de julio). FOTO AP

Todo tipo de estrategias está utilizando Cruz en campaña para recuperarse de la ventaja que le lleva Trump y llegar lo más fuerte posible a la Convención Nacional Republicana (18 de julio). FOTO AP

AP- Los discursos que oyen los votantes republicanos, en plena campaña para la ganar las primarias, se han endurecido. Todos los candidatos exponen propuestas cada vez más radicales y polémicas sobre temas espinosos en la actualidad política de Estados Unidos.
Notable es, en ese sentido, la forma en que Ted Cruz ha generado cada vez más controversia en los últimos días, al referirse a asuntos como el aborto y a formas de combatir al terrorismo islámico.
“Planned Parenthood está moralmente en quiebra y debe ser desprovista de financiación. Aplaudo a la Cámara por tomar una votación importante hoy en día para anular el veto de Obama”, escribió en su cuenta de Twitter, en referencia a las acciones que ha hecho el Legislativo en los últimos meses para quitarle la financiación pública a este exitoso programa (tiene cerca de 700 centros de salud en todo el país).
Cruz fue aún más duro al hablar de la lucha contra el terrorismo islámico, tras la ola de temor que generaron en todo el mundo los ataques de Bruselas. Salió con una propuesta que suscitó toda una polémica en la opinión pública estadounidense.
“Necesitamos darle mayores poderes a las autoridades para que establezcan patrullas en barrios musulmanes, y así los aseguren antes de que estos se radicalicen”, dijo en un discurso de campaña tras pocas horas de los atentados de Bélgica (22 de marzo).
“Debemos frenar de inmediato el flujo de refugiados de países con presencia de Al Qaeda o del Estado Islámico. Necesitamos blindar la frontera sur para prevenir la infiltración terrorista”, agregó.
Así, Cruz está pronunciando discursos cada vez más parecidos a los de Trump, y la campaña de las primarias republicanas parece haberse vuelto una competencia sobre quién genera más polémica por sus comentarios.
Kasich es relevante
¿Por qué la carrera republicana ha tomado este rumbo? Para Emilio Viano, politólogo y docente de la American University (Washington D.C.), estos discursos son una estrategia para quitarle votantes al sorpresivo magnate.
“Cruz quiere contestar a lo que dice Trump, y estar en competencia con él. Por ejemplo, tras los llamados del empresario para suspender la admisión de inmigrantes islámicos, Cruz estuvo bajo presión con los ataques de Bruselas para decir algo y demostrar que es fuerte, que defenderá el país frente a una ‘invasión islamista’”.
“El discurso de Cruz no siempre ha sido así. Trump obliga que muestre fortaleza, ‘músculo’ en sus comentarios”, agregó.
Un dato importante es que el gobernador de Ohio, John Kasich, sigue en carrera aunque muy rezagado (143 delegados). Para Viano “el ala tradicional de los republicanos, que está con Cruz, espera que Kasich pueda ayudarle eventualmente en la Convención Nacional, y negarle a Trump los delegados necesarios para la nominación. Si Kasich no hubiese mantenido su candidatura, los votos de Ohio hubieran sido para el magnate. Esto podría ser vital para un desempate”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.