Pruebas censales crearán empleos adicionales en Puerto Rico

Instituto de estadisticasSAN JUAN  – El director del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, Mario Marazzi Santiago informó el domingo que como parte de una prueba censal que se estará realizando en Puerto Rico a partir de febrero de 2017, el Buró del Censo de Estados Unidos requerirá emplear una diversidad de personas para apoyar las distintas facetas del trabajo censal, incluyendo desde el trabajo de campo hasta otras operaciones.

“Que conozcamos, esta es una de las primeras veces, si no la primera vez, que se necesitarán empleados del U.S. Census Bureau físicamente en Puerto Rico realizando trabajo de campo que permitirá evaluar estos procesos de cara a un censo decenal, en este caso el Censo 2020. Estamos muy entusiasmados con que se haya incluido a Puerto Rico para estas pruebas. No es todos los días que podemos decir que las estadísticas crean empleos”, expresó Marazzi Santiago en un comunicado.

El funcionario precisó que se espera que el reclutamiento comience en octubre 2016 para empleos temporeros tanto a tiempo parcial como a tiempo completo. Las pruebas se realizarán en tres municipios seleccionados por el U.S. Census Bureau: Carolina, Loíza y Trujillo Alto. La prueba incluirá unas 123 mil unidades de vivienda de los mencionados municipios. Se seleccionaron estos municipios porque es probable que los residentes que viven en esas áreas usen una variedad de opciones de respuesta como Internet, dispositivos móviles, cuestionarios en papel y por teléfono.

De otra parte, el director del Instituto detalló que las pruebas censales brindan una oportunidad para probar distintos métodos de recopilación basados en nuevas tecnologías emergentes. Éstas deben poder funcionar de manera independiente y en su conjunto deben dar lugar a una experiencia sin contratiempos a las personas en Puerto Rico al momento de proveer la información que se usará para propósitos censales en el 2020. Se evaluará la eficacia del recorrido de direcciones y la integración de los componentes necesarios en los procesos de trabajo de campo. Por ejemplo, se buscará medir la efectividad de varias maneras de dar seguimiento a las viviendas que no respondan, sin necesidad de una visita de un empleado del censo.

Marazzi Santiago aseguró el Negociado del Censo tiene el compromiso de lograr que el conteo obligatorio que se hace una vez cada década en Puerto Rico sea rápido, fácil y seguro para que todos participen. La prueba que se llevará a cabo a partir de febrero de 2017 será en preparación para el Censo de Puerto Rico del 2020 y permitirá que se puedan identificar e implantar nuevos métodos así como perfeccionar procesos que se están considerando para llevar a cabo el censo decenal en Puerto Rico.

“Vale destacar que el censo decenal de población tiene rango constitucional, toda vez que el mismo es requerido por la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y la de los Estados Unidos. Para asegurar el éxito de las pruebas para el Censo 2020, es sumamente importante que el Gobierno de Puerto Rico ponga a la disposición del U.S. Census Bureau toda la información que se vaya a necesitar. En las próximas semanas, estaremos dando seguimiento a este tema con varias entidades del gobierno”, sostuvo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.