Ofensiva educativa y policiaca contra uso ilegal del celular al volante

Lanzamiento_Campaña_CST_1SAN JUAN  – “Si Guías y Texteas, Pagas”, y “Si Ves el Celular, No Ves la Carretera”. Estos dos mensajes forman parte de la nueva campaña de la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST) la cual es parte de una iniciativa en toda la nación americana y se extenderá del ocho hasta el 17 de abril y contará con el apoyo de la Policía de Puerto Rico, anunció el jueves, el secretario de Transportación y Obras Públicas, Miguel Torres Díaz junto al director ejecutivo de la CST, José Delgado Ortiz y personal de la Policía de Puerto Rico.

“Esta Campaña pretende concienciar sobre los riesgos extremos a que se expone un conductor distraído por usar un celular para enviar o recibir mensajes de texto, y por otro, resalta que si haces uso indebido del celular te expones a recibir una multa”, aseguró Torres Díaz en conferencia de prensa donde destacó que “esta doble ofensiva persigue cambiar la costumbre muy arraigada en la mayoría de los puertorriqueños de todas las edades que consideran el celular una herramienta necesaria en todo momento por su capacidad de comunicar con la voz o mensajes escritos a casi cualquier lugar y a toda hora”.

La campaña educativa, apoyada por esfuerzos mediáticos, enfatiza en el riesgo potencialmente fatal de usar ilegalmente el celular detrás del volante. La inversión en medios ascenderá a 190,000 dólares, proveniente de fondos estatales y federales. Al mismo tiempo, la Policía Estatal integrará esfuerzos con las policías municipales de 15 pueblos para intervenir y multar a los infractores de la Ley 201‑2012 que regula el uso del celular en los vehículos de motor. Esta prohíbe a los conductores leer y textear mensajes, aunque si autoriza a generar o atender una llamada utilizando un sistema “hands free”. Las movilizaciones se llevarán a cabo entre las 6:00 de la mañana y 6:00 de la tarde.

Por su parte el director de la CST José Delgado indicó que “Además de advertir sobre el peligro de usar el celular en forma indiscriminada mientras se conduce, el objetivo es llegar a la conciencia de un mayor número de personas, principalmente a la población masculina de 18 a 36 años, de que textear y guiar a la vez o hablar sin un dispositivo de manos libres es una acción ilegal que será sancionada con boletos de tránsito”, afirmó Delgado Ortiz en un comunicado de prensa. “Estamos confiados en que este operativo policiaco obtendrá unos resultados muy parecidos a una movilización similar en 2015, cuando fueron expedidos 80,671 boletos por uso ilegal del celular, de los cuales 66,571 correspondieron a la Policía Estatal y 14,100 a las policías municipales participantes”, enfatizó Delgado Ortiz.

Un estudio encomendado por la CST en 2015 reveló, entre sus hallazgos más significativos, que la mayor preocupación de los conductores son el uso del alcohol, la distracción del celular y la velocidad. El 95 por ciento de los entrevistados dijo tener un celular, y de esos 71 por ciento admitió usar el aparato mientras conduce. Además, un total de 42 por ciento reconoció haber enviado mensajes de texto mientras conduce durante los pasados tres años. Asimismo, alrededor de un 90 por ciento dijo haber observado a otros conductores texteando.

Otro estudio realizado por las autoridades federales sostiene que guiar y hablar por celular a la vez multiplica por cuatro la posibilidad tanto de sufrir, como de provocar, un choque. Otra investigación arroja que tras un minuto y medio de hablar por el artefacto, aún con las manos libres, el conductor no percibe el 40 por ciento de las señales en la carretera y se tarda más en reaccionar ante una eventualidad.

“La distracción del celular se mide además con una mayor precisión en el hecho de que un conductor, al enviar o recibir un mensaje de texto, le quita la vista a la carretera un promedio de 5.6 segundos, lo que equivale a guiar a ciegas, a una velocidad de 55 millas por hora, una distancia de 300 pies o el tamaño de un campo de fútbol”, puntualizó Delgado Ortiz.

Todos los análisis concluyen, de acuerdo al funcionario, que la conducta que más distrae a los automovilistas es el uso del celular. De ahí que habremos de acentuar en estos próximos días que estar pendiente a la carretera es la decisión correcta porque así se evitan multas y un choque. A menos que frenemos ahora esa fiebre del celular, va a ser peor que el conductor ebrio.

Aunque hay una reducción significativa de fatalidades de tránsito en lo que va de año, el uso desmedido e ilegal del celular puede dar al traste con esta marcada tendencia a la baja y convertirse en una plaga de alta morbilidad”, expresó finalmente Delgado Ortiz.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.