Multan a jugador y equipo de Quebradillas por incidente del martes

Suministrada

Suministrada

SAN JUAN- La multa máxima establecida por el reglamento de la Liga de Baloncesto Superior Nacional, una amonestación al jugador Elías “Larry” Ayuso y la cancelación de los juegos en su cancha local, son parte de una serie de sanciones impuestas hoy a los Piratas de Quebradillas, tras un incidente violento, ocurrido al concluir el juego contra los Leones de Ponce en el Coliseo Raymond Dalmau.

“Este tipo de conducta es penalizada por los Reglamentos y es totalmente repudiable e inaceptable por parte del BSN. No vamos a tolerar este tipo de acción que pone en riesgo la vida de nuestros oficiales, del público y hasta de los niños que visitan nuestras canchas en busca de entretenimiento. Nuestros árbitros son profesionales que están a la altura de las mejores ligas del mundo y se rigen por los más altos estándares”, expuso Fernando Quiñones Bodega, Presidente del BSN en comunicado de prensa.

Las penalidades están contenidas en la Resolución emitida el miércoles por el Director del Torneo del BSN, Alfredo Morales Rivera, como consecuencia de una serie de actos de violencia y agresiones físicas por parte de un grupo de fanáticos contra los árbitros Joel Ortiz, Javier Canales y Joel Sánchez al finalizar el partido de ayer.

Según el testimonio de los agredidos y de los testigos, vertido en la resolución del BSN, tras finalizar el partido, el jugador Larry Ayuso le hizo un comentario a los árbitros, acto que está prohibido por las Reglas de Torneo. Cuando los árbitros se dirigían hacia sus camerinos estos fueron fuertemente agredidos física y verbalmente por fanáticos de los Piratas. Además, varios fanáticos del quinteto lanzaron sillas contra los árbitros, con lo que impactaron al oficial de juego Joel Ortiz, provocándole una herida que requirió once puntos de sutura, fuertes dolores de cabeza y tener que ser transportado en ambulancia de emergencia al Hospital Regional de Arecibo. Como consecuencia, el oficial Javier Canales se encuentra lesionado de una mano, producto de las agresiones físicas recibidas.

Por su parte, el coapoderado de Quebradillas, Lee Sepulvado Ramos, se expresó consternado con el incidente e hizo un llamado de respeto y tolerancia a los fanáticos de Quebradillas. “El baloncesto es un deporte que promueve la disciplina y la camadería. Nuestro apoderado David Rivera ha invertido su esfuerzo y recursos para mantener vivo el baloncesto y que el pueblo que representamos pueda disfrutar del talento de nuestros atletas en un ambiente seguro con su familia y amigos. Las actuaciones irresponsables de algunos fanáticos las terminan pagando quienes hacen un sacrificio por mantener la industria del baloncesto puertorriqueño”, añadió Sepulvado Ramos.

El reglamento establece que “los equipos y sus apoderados son conjuntamente responsables por la conducta ofensiva e intemperante de parte de sus aficionados. En caso de conducta incorrecta de parte de los aficionados, de accidentes o de suspensión de encuentros causada por dicha conducta, el equipo será sancionado con multas de entre 500 a 2,500 dólares según el caso.

“El arbitraje en el BSN es uno íntegro y profesional, bajo las órdenes y supervisión directa del Director de Torneo en conjunto son el señor Aníbal García. No vamos a permitir que la frustración que pueda causar una derrota se utilice como excusa para atacar a los árbitros”, señaló el Director del Torneo.

“Esta ha sido una conducta repetitiva de los fanáticos de Quebradillas por los pasados 3 años. En 2014, ocurrió otro incidente en el que fanáticos agredieron al oficial Jorge Vázquez. Mientras, en la pasada serie 2015, los oficiales Carlos Villanueva y Ángel Martínez fueron también agredidos”, agregó Morales Rivera.

Además de la multa de $2,500, la Resolución del BSN, impuso al equipo de Quebradillas la suspensión de todos los juegos locales del en el Coliseo Raymond Dalmau por lo que resta de la Temporada 2016. No obstante, del equipo cumplir con las condiciones, esta sanción podría ser reducida a tres partidos. Se le ordenó además, cerrar la cantina que ubica cerca del camerino de los árbitros y mover el camerino de los árbitros. No podrá haber ninguna cantina cerca de la ruta de los árbitros desde la cancha hasta su camerino.

La Resolución también establece al equipo, identificar los fanáticos que lanzaron las sillas contra los árbitros. Una vez identificados, a estos se les prohíbe la entrada a los partidos del BSN de por vida.

La gerencia de los Piratas, deberá además, proveer un plan de seguridad al BSN, para su aprobación, que garantice la seguridad de los árbitros, los funcionarios del BSN y equipo visitante incluyendo sus familiares.

Se ordenó una amonestación al jugador Elías Ayuso por hacer comentarios a los árbitros luego de finalizado el partido, según prohibido en las reglas del torneo (Artículo 9.6 Inciso 9.6.6)

La Resolución establece que el equipo de Quebradillas deberá presentar para aprobación de la Liga una cancha alterna para celebrar sus partidos locales, de lo contrario tendrán que jugar los partidos como visitantes. No se estarán suspendiendo partidos y la cancha alterna deberá cumplir con todos los requisitos de FIBA.

El Presidente del BSN informó que a raiz de esta sanción, los Piratas trasladarán sus juegos locales a cancha José “Buga” Abreu de Isabela.

La multa de 2,500 dólares no es apelable, y deberá ser pagada antes del próximo partido del equipo de Quebradillas para ser elegible para participar, de acuerdo a la Regla 9.6.3.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.