Melba Acosta acepta gran parte de la liquidez del gobierno está en la banca privada

banco-puerto-rico-BGF-300x220SAN JUAN  – La presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Melba Acosta aclaró el lunes que la liquidez de esa entidad no representa la liquidez total del gobierno, pues los pagos de servicios, nómina y otros conceptos, se pagan desde la cuenta principal que el Departamento de Hacienda (DH) tiene en la banca privada.

“Ahora la mayoría de los recaudos que están entrando para correr el gobierno central, están entrando al banco privado. Quiérese decir que el gobierno tiene depósitos para seguir corriendo el día a día de las operaciones. Por ejemplo, abril es el mes que se recauda. Se recauda sobre un billón de dólares. Ese dinero está entrando y Hacienda lo usa para pagar la nómina y los servicios básicos dentro del tema de liquidez que tiene Hacienda. No es correcto decir que la liquidez del BGF es la liquidez total para correr las operaciones del gobierno. Eso no es correcto”, dijo Acosta en entrevista radial (WKAQ).

Sin embargo, explicó que el DH todavía mantiene una cuenta en el BGF con un balance más limitado.

El gobernador Alejandro García Padilla firmó el sábado una orden ejecutiva con la que declaró al BGF, en estado de emergencia. El mandatario detalló que la orden establece procedimientos razonables y necesarios para preservar la liquidez del BGF y permitirle continuar sus operaciones en beneficio de la salud, seguridad y bienestar del pueblo. Asimismo, detalló que esta orden ejecutiva no impone una moratoria sobre el pago de principal o interés en bonos emitidos por el banco.

“Tenemos que controlar la liquidez para estar seguros que el dinero va a pagar los servicios básicos… Si una agencia pide retirar todos los fondos, pues lamentablemente no va a ser posible. Pero si una agencia pide retirar dinero para pagar servicios básicos, suplidores, nómina, eso sí va a ser posible”, señaló Acosta.

Explicó que el BGF se propone desembolsar cerca de 10 millones de dólares semanales de la liquidez con la que cuenta el banco.

La funcionaria también aclaró que hay una cantidad de préstamos municipales que están en proceso para proyectos de construcción. “Esa cantidad de dinero se va desembolsando según se presentan las certificaciones de construcción. Hay unos 300 millones de proyectos encaminados. No quiere decir que los 300 millones hay que desembolsarlos hoy”, explicó.

“Estamos viendo qué medidas podemos tomar en el caso de los municipios para ver cómo podemos ayudarlos para que estos proyectos sigan”, afirmó.

Acosta recordó que el BGF dio 9 billones de dólares en préstamos a las agencias de gobierno para operaciones, mejoras y financiamiento de deuda. “Esos préstamos no le están pagando al banco. No le estaban pagando el préstamo de Carreteras que se le dio dos billones de dólares a Carreteras exclusivamente, que era el capital completo del BGF. Ese préstamo no tenía fuente de repago. No hay un banco que pueda sobrevivir si presta dinero y no les pagan. Ese es el problema que ha tenido el banco”, detalló al tiempo que adelantó que se contempla incluir una partida en el próximo presupuesto para el repago de los préstamos del banco.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.