Industriales promueven incentivos para manufactura en Washington

IndustrialesSAN JUAN – Un equipo liderado por el presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR), Carlos Rivera Vélez está en Washington el martes en reuniones con líderes claves del Congreso para discutir la propuesta de incentivos contributivos federales dirigidos al sector de manufactura que la asociación presentó en la isla el pasado viernes.

“Estamos esperanzados que el Congreso vea esta propuesta con buenos ojos. Entendemos que está bien diseñada y que atiende tanto las necesidades de las empresas estadounidenses y la necesidad de inversión en Puerto Rico. Nuestro objetivo es estimular la economía, la inversión y promover desarrollo económico”, dijo Rivera Vélez en un parte de prensa.

Los industriales tienen reuniones programadas con los principales abogados contributivos del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, del Comité de Finanzas del Senado y sus equipos de trabajo. Además, tendrán reunión con Mark Mazur, Subsecretario para Política Fiscal del Departamento del Tesoro Federal.

Rivera Vélez precisó que la propuesta de incentivos contributivos federales que están presentando tiene como objetivo revitalizar la manufactura en Puerto Rico a través de tarifas contributivas preferenciales para la repatriación de dividendos de filiales de empresas estadounidenses, de forma que se estimule la inversión en la Isla a la vez que se le proveen beneficios a empresas en Estados Unidos. Esta repatriación de dividendos está sujeta a requisitos de reinversión incluyendo la banca local y compras locales, y al aumento de la inversión en investigación y desarrollo y en equipo y maquinaria.

De otra parte, detalló que la propuesta pretende atender los problemas y críticas que enfrentó la Sección 936.

“Esta medida particularmente evita que la base contributiva en suelo americano se vea motivada a salir e irse a jurisdicciones foráneas a establecer operaciones. A la misma vez, las empresas que se acojan a esta medida no tienen que ser multinacionales. Está dirigida particularmente a empresas de tamaño mediano. Se estima que esta propuesta podría tener un impacto de cerca de 50,000 empleos directos y un crecimiento de varios puntos porcentuales en la economía en un periodo de 10 años”, indicó Carlos Rivera Vélez.

Entretanto, precisó que la propuesta tiene cuatro componentes principales. El primero es una exención del pago de contribución federal sobre el 85 por ciento de los dividendos que se repatríen a Estados Unidos. El segundo es el cobro de la mitad de la tasa contributiva federal aplicable al 15 por ciento restante de los dividendos repatriados.

Se propone que estén exentos del pago de contribuciones federales los ingresos pasivos equivalentes hasta el 25 por ciento de la inversión de la corporación en la isla y su inversión en investigación y desarrollo. El ingreso pasivo que no cualifique para exención de dividendos puede mantenerse en la isla hasta cinco años bajo un status de contribución diferida. Luego de este periodo, este ingreso estaría sujeto al pago de la contribución regular.

A Rivera Vélez le acompañaron Carlos Serrano, CPA; Pedro Costa presidente y miembro del Comité de Asuntos Gubernamentales y Amaya Iraolagoitia, presidenta del Comité de Contribuciones de la AIPR.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.