Exjefe de OCAM denuncia “ignorancia de la administración” sobre situación de municipios

OCAMSAN JUAN  – El exjefe de la Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales (OCAM), Robert Rivera, advirtió el martes que no es posible el desarrollo económico “con municipios debilitados” y ‘fustigó’ al gobierno por “no comprender la situación”.

“Hoy, el gobernador Alejandro García Padilla dijo en un programa radial que la Isla está en crisis y parece que (los municipios) no han entendido. Las gestiones de la actual administración han sido erráticas, pues mientras solicitan que la junta de control fiscal incluya mecanismos de desarrollo económico, no entienden que la recuperación tiene que comenzar por nuestros municipios”, dijo Rivera en un comunicado de prensa.

Expresó que un decreto emitido por el gobernador el sábado restringe los pagos del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) a las agencias y municipios. Sin embargo, en el comité que decide qué “servicios esenciales” se pagarán, no hay representación de los alcaldes, cuyos municipios se verán directamente afectados por los problemas de liquidez del BGF.

Rivera denunció que, aunque el gobierno no ha declarado una moratoria contra los bonistas, como le permite la nueva ley, “ya la declaró contra los municipios y contra los servicios esenciales que brindan”.

El excomisionado de asuntos municipales también advirtió que una junta de control fiscal afectaría servicios, a menos que contemple medidas para el desarrollo económico municipal y regional.

“El proyecto presentado en el Congreso para el establecimiento de una junta fiscal federal contiene una disposición para facilitar lo que se denomina ‘proyectos de revitalización’. Esta disposición debe dar paso al establecimiento de un plan integral que identifique proyectos prioritarios a base del insumo de los alcaldes según las necesidades socioeconómicas de cada municipio o región en la Isla,” sostuvo Rivera.

De acuerdo con el exfuncionario, “ese mecanismo debe propiciar que los municipios colaboren y unan esfuerzos estableciendo consorcios de servicios administrativos conforme a la Ley de Municipios Autónomos y encaminar proyectos conjuntos que se identifiquen conforme la legislación federal que se apruebe”, señaló.

Indicó que los municipios podrán compartir y reducir costos operacionales y asegurar y mejorar la prestación de servicios ante la limitación de recursos.

El aspirante a la Cámara de Representantes por acumulación por el Partido Nuevo Progresista propuso también que el Gobierno federal asista a Puerto Rico con medidas como las adoptadas para asistir a la quebrada ciudad de Detroit.

Rivera afirmó que esas medidas no fueron un rescate (“bailout”) y que contaron con endoso de funcionarios federales.

De acuerdo con Rivera, “el gobierno federal puede acelerar, flexibilizar o dispensar trámites para obtener y usar apropiadamente fondos federales considerando la situación particular que vive Puerto Rico, como pasó con el caso de Detroit”.

Señaló que esa ciudad recibió asistencia por cerca de 300 millones de dólares que le permitió revitalizar estructuras abandonadas, mejorar su sistema de transportación colectiva, la seguridad y hasta el reclutamiento de funcionarios de ley y orden. El gobierno federal igualmente puede prestar a los municipios asistencia para identificar nuevas fuentes de recursos federales y de fundaciones privadas y para maximizar y utilizar apropiadamente dichos fondos.

Mientras, Rivera insistió en que se debe facilitar el trámite de permisos para el desarrollo de proyectos municipales y regionales.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.