Dos años después de supuesta agresión, alcalde de Santa Isabel decide pedir perdón y acabar con pleito judicial

escudo-de-santaisabelPONCE – Con una disculpa en el Tribunal de Justicia culminó el miércoles el juicio contra el alcalde de Santa Isabel, Enrique Questell Alvarado por un incidente de supuesta agresión contra el representante José “Pito” Torres Ramírez el pasado 25 de octubre de 2014.

Según el comunicado de prensa, ante el juez Francisco Antonio Quiñones Rivera en el Tribunal de Ponce, el alcalde se dirigió al tribunal y al representante para expresar sus disculpas por el incidente. Luego que ambos estrecharan su mano, Torres Ramírez aceptó las disculpas y señaló su interés que surgiera en el récord que deseaba el archivo del caso.

En el año 2014 el Ministerio Público presentó cargos contra Questell Alvarado por infracción al Artículo 108 (agresión) del Código Penal de Puerto Rico (2012). El juicio comenzó el 29 de abril de 2015 ante el juez Ángel Llavona Folguera. Posteriormente, el caso fue reasignado al Juez Francisco Antonio Quiñones Rivera, al decretarse la inhibición del Juez Llavona por el Tribunal de Apelaciones, luego de que el juez Llavona expresara que había sostenido una relación contractual con el acusado.

Finalmente, el caso fue señalado para continuación ante el juez Quiñones Rivera el 8 de abril. Durante esa vista, la representación legal del acusado inició conversaciones con la parte perjudicada y el Ministerio Público con el fin de disponer del caso sin necesidad de continuar el juicio. El miércoles, tras el representante aceptar las excusas, concluyó el proceso ante la solicitud del Ministerio Público del archivo del caso amparado en la Regla 246 de Procedimiento Criminal.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.