Deficiencias en administración del presupuesto, obras de construcción y pagos indebidos en Sabana Grande según contralora

contralorSAN JUAN – Una auditoría de la Contralora de Puerto Rico Yesmín Valdivieso reveló el jueves, desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación relacionadas con la administración del presupuesto, las obras de construcción y pagos indebidos por distintos conceptos en Sabana Grande.

Señaló que el déficit acumulado ascendió a 2.8, 2.8 y 3.2 millones de dólares para los años fiscales del 2011 al 2013 respectivamente, lo cual representa entre un 25 por ciento a un 28 por ciento de déficit con respecto al presupuesto. Además, el Municipio sobrestimó por 12 por ciento, 18 por ciento y 11 por ciento los ingresos para esos años y se sobregiró en fondos y partidas. El operar con déficit afecta los servicios a la ciudadanía, sobreestimar los ingresos contribuye al déficit y los sobregiros crean una situación fiscal precaria para el Municipio.

El Informe señala que, de noviembre de 2010 a mayo de 2013, se adquirieron bienes y servicios por 418,711 dólares sin obtener cotizaciones de por lo menos tres proveedores, contrario a la Ley 81-1991. Además, en diciembre de 2012 se comenzó la construcción del Parque Recreativo, Tablado, y Juegos Acuáticos del Barrio Rincón sin el permiso de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) y en ese periodo se formalizaron ocho contratos por 354,731 dólares para realizar mejoras de varios centros Head Start, sin que los contratistas presentaran las fianzas, pólizas y las certificaciones requeridas. Estas situaciones no permitieron a la OGPe ejercer su función reguladora, deja sin garantías al Municipio para responder por los compromisos de los contratistas con sus empleados y proveedores, e impide llevar a cabo una administración pública sana y eficiente.

La auditoría de 13 hallazgos detectó que no se requirieron certificaciones de sobrantes antes de autorizar las transferencias de crédito, se pagó 8,380 dólares en exceso a funcionarios y empleados por la liquidación de licencias acumuladas, y se pagó 178,907 dólares en exceso a dos contratistas que no tenían contrato escrito con el Municipio. Entre las múltiples deficiencias se comentan las relacionadas con los archivos de documentos públicos, las recaudaciones, las inversiones, la preparación de conciliaciones bancarias y controles sobre la propiedad.

En los comentarios especiales se indica que el Municipio tenía pendiente de resolución una demanda civil por 75,000 dólares y no había recobrado 74,432 dólares según se recomendó en el Informe de Auditoria M-13-24 del 3 de febrero de 2013.

La opinión de la Contralora es parcialmente adversa y cubre el periodo del 1 de julio de 2010 al 30 de junio de 2014.

El Informe está disponible en www.ocpr.gov.pr.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.