Comisión cameral prosigue investigación en torno al Caño Tiburones

Suministrada

Suministrada

EL CAPITOLIO  – La Comisión de Recursos Naturales y Asuntos Ambientales de la Cámara, presidida por el representante César Hernández Alfonzo, prosiguió el miércoles, con el análisis de la condición actual y el manejo del Caño Tiburones, localizado en Municipio de Arecibo.

Mediante el seguimiento a la Resolución de la Cámara 821, de Hernández Alfonzo y del representante Ricardo Llerandi Cruz, se articularán políticas y estrategias para mejorar la calidad del medioambiente en el área del caño. Además, se atenderán las necesidades de los agricultores, pescadores, residentes y personas que visitan ese valioso recurso del área norte. Al iniciar los trabajos, Hernández Alfonzo se dirigió a quienes han alegado que la Comisión no ha dado la debida atención a las situaciones que están afectando al Caño.

“Desde que se radicó en enero del 2014, esta resolución ha tenido vistas públicas y oculares. Varias personas han participado de este proceso y tengo el expediente documentando todas las gestiones realizadas. Hay ponencias, visitas, minutas y reportes de periódicos sobre las gestiones de esta comisión sobre este tema”, señaló Hernández Alfonzo en un parte de prensa.

De paso, consignó el valor y la importancia del Caño Tiburones para la región y para todo Puerto Rico. “Por su rico valor ecológico, esta zona debe ser cuidada. Es una joya que hay preservar y proteger más”, manifestó.

A la vista acudió la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero, quien afirmó que se puede impulsar la conservación de humedales con la producción agrícola del Caño Tiburones. La funcionaria agregó que se pueden integrar prácticas agrícolas dentro del humedal como la acuicultura y las fincas de peces.

“Estas áreas de producción agrícola dentro y adyacentes a humedales podrían convertirse en modelos de producción agrícola sustentable en Puerto Rico, el Caribe y el mundo”, agregó Guerrero. Sin embargo, la Secretaria reconoció que se requieren unas inversiones para propiciar un adecuado drenaje y para seguir estableciendo el Plan de Trabajo del Manejo de esa reserva.

“A su vez, necesitamos hacer un estudio hidrológico hidráulico actualizado para determinar de dónde proviene la inundación. Esto es necesario para tener alternativas de manejo”, dijo en torno al problema de inundaciones que ha afectado a vecinos del área y que ha propiciado una acción legal.

Ante el planteamiento, Hernández Alfonzo solicitó respuestas inmediatas, para evitar más reclamos de índole legal contra el Gobierno.

Por su parte, el presidente de la Junta de Planificación, Luis García Pelatti, destacó toda la importancia agrícola que tiene el área. El funcionario planteó que dicha actividad se debe seguir desarrollando y que no es incompatible que le misma se lleve a cabo en una reserva.

“A través del proceso de planificación se pueden combinar ambos temas”, afirmó el Presidente de la Junta de Planificación.

No obstante, Pelatti reconoció que hay peligros ambientales en la zona y que la reserva no es compatible ni con el vertedero y ni con las fincas de ganado que allí existen. “Son aspectos de planificación que requieren un serio análisis”, expresó.

Explicó que los mapas vigentes demuestran que el agua del caño entra al vertedero. “Bajo los mapas vigentes de FEMA, parte del vertedero se inunda. Hay que mirar todo eso para darle solución”, concluyó Pelatti. En la zona del caño existen seis vaquerías.

Mientras, la secretaria de Agricultura, Myrna Comas, solicitó una reunión ejecutiva a la Comisión, en la que también sería convocado todo el componente gubernamental que tiene injerencia sobre el Caño Tiburones.

Antes de culminar los trabajos, Hernández Alfonzo dijo que el asunto de contaminación del Caño Tiburones es serio y que esa situación requiere pronta acción. “Tenemos que dejarnos de la pelea chiquita, para dedicarnos a atender ese importante asunto”, sostuvo el presidente de la Comisión.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.