Alegan reglamento de EPA sobre cenizas no protege a comunidades

04-20-16_EPA_AESSALINAS  – Miembros de varias organizaciones comunitarias y ambientales denunciaron el miércoles la supuesta ineficacia de la reglamentación de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) para proteger las comunidades cercanas a los lugares donde se depositan desperdicios tóxicos de las cenizas de la carbonera Applied Energy Systems (AES).

Yvette González Cuascut, miembro del Comité Pro Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa, Inc., explicó que recientemente sostuvieron una reunión con el director de EPA en el Caribe, José Font, en la cual se discutieron varios asuntos sobre las cenizas de carbón.

“El Reglamento de 2015 no contiene ningún remedio para las millones de toneladas de cenizas que fueron depositadas por 10 años en terrenos sobre los acuíferos y utilizadas como relleno en la construcción de urbanizaciones y centros comerciales en Puerto Rico. A pesar de que la EPA dijo en el 2011 que le preocupaba el efecto de esas cenizas en la posible contaminación de los acuíferos, nunca hizo nada por hacer estudios o para solicitar la remoción del desperdicio”, González Cuascut en un comunicado de prensa.

Alegó que los desperdicios ahora se están depositando en los vertederos, lo que representa consecuencias para los residentes cercanos a los mismos.

Por su parte, Timmy Boyle, líder de la Alianza Comunitaria Ambiental del Sureste (ACASE), señaló que “incluso, en su Reglamento, o como ellos le dicen el “Final Rule”, aceptan que las pruebas de Toxicity Characteristic Leaching Procedure (TCLP) y Synthetic Precipitation Leaching Procedure (SPLP) no son las más adecuadas. Sin embargo, las siguen permitiendo. Incluso el señor Font acepta que esas pruebas no fueron diseñadas para evaluar la toxicidad de los residuos de carbón”.

Sobre la enmienda al contrato entre la carbonera AES y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) realizado en el 2015, que permite ahora el depósito de las cenizas en Puerto Rico, la EPA se lavó las manos y responsabilizó a la Junta de Calidad Ambiental (JCA).

“A pesar de que hay una carta del 2014, firmada por Judith Enck, directora regional de la EPA, recomendado la enmienda al contrato, el señor José Font nos dice que la JCA no podía tomar esa carta como base para hacer dicha enmienda. Él se lavó las manos y dijo que es entera responsabilidad de la JCA el haber enmendado el contrato”, dijo Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas.

Alegó que AES lleva más de 10 años violando el contrato, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), la Resolución de la Junta de Planificación (JP), resoluciones de la JCA, una decisión del Tribunal Supremo y Ordenanzas Municipales que le prohíben tirar cenizas en los vertederos de Humacao y Peñuelas. “Habrá que investigar por qué el gobierno le ha permitido a la carbonera AES tanta impunidad”, sostuvo.

Por último, Ileana Carrión, portavoz del Frente Afirmación del Sureste (FASE), recalcó que está claramente establecido que la JCA puede tomar acciones más restrictivas sobre el uso de las cenizas de carbón, sin tener que esperar a que la EPA le envíe una carta.

“La EPA y la JCA deben dejar de estar jugando a la papa caliente. Aquí se está jugando con la salud y la vida de miles de personas y por eso es que nosotros exigimos el cierre inmediato de la planta de carbón, pues es muy costoso para el pueblo seguir produciendo energía a base del combustible fósil más contaminante que existe. La AES no es necesaria”, expresó Carrión.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.