Agricultura debe establecer precios del café no el DACO, propone senador Ramón Ruiz

DEP_AGRICULTURA1EL CAPITOLIO  – El senador por el distrito de Ponce Ramón Ruiz, quien preside la Comisión de Agricultura, Sustentabilidad de la Montaña y Región Sur, propuso el viernes, mediante proyecto de ley que sea el Departamento de Agricultura (DA) quien establezca los precios del café y no el Departamento de Asuntos al Consumidor (DACO), como es en la actualidad.

“Debe ser Agricultura quien decida los criterios para que el precio del café sea el apropiado para la industria, porque el DACO ha incumplido con la Ley 222 del 2008, pues no realizó la revisión del precio dentro de los cinco años estipulados. Eso pudo ocasionar un decaimiento en esta industria, perjudicando la producción de café local, creando desasosiego en el sector cafetalero”, apuntó Ruiz en un comunicado de prensa.

El senador destacó la importancia de esta industria en los 21 municipios que configuran la zona productora de café. “La revisión del precio del café es necesaria ante la continua reducción de los ingresos de los agricultores y beneficiadores, por los costos de producción”. Ante esa necesidad, el senador radicó el Proyecto del Senado 1578, añadiendo un nuevo inciso al artículo ocho del Plan de Reorganización número cuatro del 29 de julio de 2010, para que el Secretario del Departamento de Agricultura esté obligado a realizar una revisión del precio del café cada cinco años.

La decisión se tomaría en consideración de la situación imperante en la industria y tomando en consideración las recomendaciones de un Comité Evaluador del Café, compuesto por economistas del DACO, Departamento de Agricultura, el Colegio de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Puerto Rico y un representante de cada uno de los tres sectores de la industria: agricultura, beneficiadores y torrefactores, quienes serán nombrados por el Secretario de Agricultura. La medida de Ruiz provee para que la decisión que tome el Comité Evaluador del Café sea enmendada en un término de 90 días, una vez el Secretario haya fijado un aumento en el precio del café.

Para el año 2013, los agricultores locales produjeron unas 80,000 libras de café, que representa sólo una tercera parte del consumo local, según datos del Departamento de Agricultura. La producción en años anteriores ha fluctuado entre 105,000 a 150,000 libras, según estadísticas de la agencia. Desde entonces, el País se ha visto obligado a importar café de países como México y República Dominicana para cumplir con la demanda local.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.