AEE identifica irregularidades en el consumo de servicio eléctrico en intervenciones en Dorado y Caguas

AEESAN JUAN – El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Javier Quintana Méndez, informó el miércoles, que durante esta semana personal de su agencia identificó irregularidades en 41 metros en residencias ubicadas en los pueblos de Dorado y Caguas.

Los hallazgos, identificados como posibles casos de hurto de energía se produjeron mientras brigadas de la Autoridad realizaban la instalación de nuevos medidores de energía.

“Nuestras brigadas realizaban la instalación de metros inteligentes en las urbanizaciones Hacienda San José de Caguas, Monte Claro y Sabanera de Dorado. Allí encontraron resistores, bobinas desconectadas, acometidas interceptadas, mecanismos intervenidos, “jumpers” y sellos de laboratorios rotos, lo que refleja posible uso indebido de energía eléctrica. En Hacienda San José se identificaron 38 casos, mientras que en las urbanizaciones Monte Claro y Sabanera de Dorado se hallaron otros tres casos sospechosos”, aseguró Quintana Méndez en un comunicado de prensa.

La iniciativa forma parte de los esfuerzos incluidos dentro del plan de restructuración, dirigidos a mejorar la eficiencia en la medición del consumo, reducir la morosidad en el pago por parte de nuestros clientes y maximizar la detección en la manipulación de los medidores de energía.

Entre las ventajas de los nuevos metros inteligentes se encuentran la detección casi automática de cualquier manipulación al sistema, la lectura en tiempo real cada quince minutos y la identificación de cualquier alteración al consumo. Igualmente a diferencia de los metros actuales, el nuevo sistema es remoto en su totalidad y es capaz de desconectar el servicio de energía automáticamente en casos de morosidad.

“Hemos instalado unos 4,614 de un total de 15 mil metros inteligentes en urbanizaciones de los pueblos de Gurabo, Dorado, Bayamón, Toa Baja y Caguas como parte de un proyecto piloto, que nos ayudará a ser más efectivos en la lectura del consumo y en la identificación de cualquier manipulación o alteración al sistema de medición. Igualmente, esta nueva tecnología nos ayudará a manejar la administración y distribución de energía a los clientes con sistemas de energía renovable. Próximamente nuestras brigadas estarán instalando los nuevos medidos en comunidades de San Juan y Carolina”, añadió Quintana Méndez.

Como parte de los esfuerzos de restructuración, la Autoridad ha reforzado la división de Irregularidades en el Consumo de Energía Eléctrica (ICEE) en el Directorado de Servicio al Cliente, cuya finalidad es reducir las pérdidas no técnicas generadas por el hurto de energía y la recuperación de ingresos por consumo no facturado.

Las intervenciones realizadas por las brigadas de la AEE reflejan hallazgos positivos de algún tipo de irregularidad o hurto en tres de cada diez clientes impactados. Desde que se han implementado estas y otras medidas la Autoridad ha triplicado la cantidad de dinero facturado por concepto de hurto. Durante el año fiscal 2013 facturó 18 millones de dólares, en el año fiscal 2014 facturó 36 millones de dólares, en 2015 aumentó a unos 45 millones de dólares y en lo que va del presente año fiscal ha logrado facturar unos 47 millones de dólares por concepto de hurto únicamente.

“El hurto de energía representa un riesgo de seguridad. Las intervenciones con el contador o líneas eléctricas conllevan peligro de explosión, incendio, descargas eléctricas, daño a la propiedad y hasta la muerte. Nuestro personal está adiestrado para detectar señales de manipulación o alteración de contadores”, dijo Quintana Méndez.

Igualmente exhortó a la ciudadanía a hacer uso correcto de la energía y a delatar cualquier caso sospechoso de hurto de electricidad llamando a la línea No Más Hurto 787 521-1212 o enviando sus confidencias a través de la página de internet de la Autoridad www.aeepr.com

La Ley 146-2012, recientemente fue enmendada a los fines de establecer que se considerará como una alteración, cualquier cambio, alteración, modificación, conexión o desconexión de cualquier medidor o contador, o de cualquier pieza, así como la remoción o instalación de cualesquiera equipos ajenos al contador y que modifique o altere el funcionamiento del contador. A quien se le encuentre causa por violentar dicha ley podrá ser sancionado con cárcel por tres años y una multa de hasta 10,000 dólares.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.