Sin desarmarse, las Farc no salen de lista de terroristas: Aronson

Enviado especial de Obama al proceso de paz dice que EE. UU. apoyará a Colombia en el posconflicto.

EL TIEMPO – Por: SERGIO GÓMEZ MASERI

Foto: AFP Bernie Aronson participó en el proceso de paz en El Salvador, que se firmó en 1992. Es experto en temas relacionados con América Latina.

Foto: AFP
Bernie Aronson participó en el proceso de paz en El Salvador, que se firmó en 1992. Es experto en temas relacionados con América Latina.

Para poder salir de la lista de organizaciones terroristas de EE.UU. las Farc tendrá primero que desarmarse y cortar todo nexo con sus actividades criminales. Eso le contestó a EL TIEMPO Bernie Aronson, el Enviado Especial del presidente Barack Obama a las negociaciones de paz a raíz de una solicitud hecha por el presidente Juan Manuel Santos en la que también le pide a Washington suspender las órdenes de captura que pesan contra integrantes de este grupo guerrillero.

En diálogo con EL TIEMPO Aronson habla del buen ambiente que le espera al mandatario cuando visite la capital de EE.UU. y asegura que su país acompañará a Colombia en el post conflicto.

Esta semana el presidente Santos visita Washington para celebrar 15 años del Plan Colombia y socializar los avances del acuerdo de paz. ¿Cuál es el ambiente en la ciudad frente a ambos temas?

Hemos tenido una sociedad muy fuerte con Colombia por más de 15 años y es quizá la relación más estrecha que tenemos con algún país del Hemisferio. Así como fuimos socios en el proceso que llevó a las negociaciones de paz, queremos serlo en la implementación de los acuerdos. Hay mucho respeto por lo que el Presidente Santos ha logrado y lo que ha hecho el país para construir esta oportunidad de paz. Creo que Santos y Colombia serán bien recibidos en Washington. (Lea también: Lo que significa que 47 países se comprometan con la paz de Colombia)

¿Cree que ese mismo ambiente se respira en el Congreso de su país, que es quien finalmente aprueba los recursos para respaldar a Colombia?

El Congreso es una entidad de 535 personas de diferentes partidos y por supuesto habrá desacuerdos. Los legisladores tienen sus propios puntos de vista y hay algunos que respaldan con vigor (a Colombia y el proceso de paz) y otros que tienen preguntas. Santos y sus ministros tendrán un diálogo constructivo con ellos esta semana. Pero en términos generales yo sigo creyendo que el apoyo de Colombia en el Congreso es amplio y bipartidista

Ya se habla de una segunda parte del Plan Colombia para ayudar a financiar el post conflicto. ¿Nos podría adelantar de qué cantidad de recursos estamos hablando y desde cuándo se podría contar con ellos?

Dejemos que sea el presidente Obama quien hable de esto. Lo que sí es claro es que EE.UU. acompañará a Colombia durante la fase de implementación de los acuerdos.

El presidente de Santos le pidió la semana pasada a EE.UU. excluir a las Farc de la lista de organizaciones terroristas que produce el Departamento de Estado (llevan más de 20 años en ella). ¿Cree que esto es posible?

Cuando una organización extranjera es puesta en esta lista es porque ha cumplido con ciertas condiciones. Porque sus acciones ponen en riesgo la seguridad nacional de EE.UU. y a sus ciudadanos. Esa designación se pude remover cuando estas condiciones ya no existen. La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) alguna vez estuvo pero salió de ella. (Vea aquí: ¿Cómo se prepara la izquierda para la llegada de Farc a la política?)

Tomamos el pedido del presidente con mucha seriedad pero las mismas leyes que se aplican a otros grupos aplican para las Farc. Es decir, tienen que desarmarse, cesar sus actividades criminales y dejar de plantear un riesgo para los intereses de EE.UU. Cuando eso suceda entonces se iniciará un proceso de revisión para determinar si las condiciones ya no existen y pueden ser removidos.

¿Es decir depende de las Farc?

No. Depende del gobierno de EE.UU. Pero creo que ellos entiendan que ese proceso no puede comenzar mientras sean una organización armada y sigan involucrados en actividades criminales.

El presidente también le pidió a su país suspender sus órdenes de captura ¿Es eso viable?

Es la misma posición que tenemos frente al tema de la extradición. Es un camino de dos vías. Un gobierno puede pedir una extradición y el otro tiene el derecho a decidir cómo responde. EE.UU. seguirá emitiendo órdenes de captura y solicitando la extradición. Pero el gobierno del presidente Santo ha dejado claro que como parte del proceso de paz, y en lo que concierne a las Farc, va a acatar el acuerdo de justicia transicional al que se llegó y en el que se impide su extradición por crímenes relacionados con el conflicto cometidos hasta la firma del acuerdo de paz.

Hablando de ese mecanismo de justicia transicional. La organización HRW lo catalogó recientemente como una ¨piñata de impunidad¨. ¿Cuál es su valoración?

El gobierno colombiano ya emitió una respuesta que fue muy completa. Nuestra posición desde el comienzo es que son los colombianos los que deben decidir los términos que están dispuestos a negociar o no para acabar con esta guerra. E irán a las urnas para decidir si los aceptan o no. Nosotros apoyamos los esfuerzos del gobierno por lograr un acuerdo de paz que sea consistente con las leyes internacionales y colombianas. Hemos visto el documento y respetamos a HRW. Pero eso no quiere decir que estemos de acuerdo con lo que dicen. Si mira otros ejemplos donde los conflictos se han resuelto, como Sudáfrica, o El Salvador, terminaron con una amnistía. Y eso no es una amnistía. Finaliza con un compromiso de verdad y el requisito de pasar hasta 8 años cumpliendo con labores de reparación y cierta restricción de la libertad. (Lea: El 49 % de los colombianos cree que sí habrá acuerdo con las Farc)

¿Cómo recibieron la decisión de la ONU de acompañar el desarme de las Farc?

Es un signo muy importante que el gobierno y las Farc llegarán a un acuerdo en torno a un mecanismo y pidieran acompañamiento. Eso habla del nivel de cooperación y confianza que existe. El hecho que el Consejo de Seguridad de la ONU reaccionara con unanimidad y en cuestión de días es otra buena señal de que la comunidad internacional respalda fuertemente, y está comprometida, con este proceso de paz.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.