Maestros federados rechazan nueva reconfiguración de escuelas

FMPRSAN JUAN  – La presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), Mercedes Martínez rechazó “rotundamente” el miércoles la nueva fase de reconfiguración de 147 escuelas públicas anunciada el martes por el secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román.

“Vemos, como esta política de la agencia no responde a ninguna práctica pedagógica, sino a una clara intención de establecer modelos kínder a octavo y noveno a duodécimo, con el fin de eliminar y cerrar, cientos de escuelas públicas del país, adicionales a las 135 ya cerradas por esta administración. No se toma en consideración la autonomía de las comunidades escolares en que se atiendan sus necesidades individuales”, denunció Martínez en declaraciones escritas.

El secretario de Educación y la secretaria auxiliar de Planificación, Transformación y Rendimiento, Ana Rosado Calderón, anunciaron el martes que con esta reconfiguración la agencia logrará mover hacia los nuevos niveles escolares, kínder a octavo y noveno a duodécimo, a casi la mitad de los planteles escolares del sistema público de enseñanza. A partir de agosto, unos 583 planteles escolares, que representan el 47 por ciento de las escuelas, estarán configurados bajo el nuevo modelo de la escuela pública puertorriqueña.

Martínez alegó que decir que las propuestas fueron sometidas con el aval de la facultad, es un dato incorrecto, ya que mediante memorando el secretario instruyó a directores escolares a someter propuestas de estar interesados. Sin embargo, no se consultó con los miembros de la comunidad escolar.

Mientras, alegó que para justificar la reconfiguración, hace cerca de dos semanas, el DE creó un cuestionario para entre 10 y 30 padres por plantel de escuelas ya reconfiguradas para “aparentar satisfacción ante la luz pública”. “La realidad es que la encuesta no hacía alusión a las situaciones que nuestros maestros y estudiantes se enfrentaron al tomar esta decisión y está totalmente amañada a preguntas que nada tienen que ver con la reconfiguración de escuelas”, señaló.

La líder magisterial enumeró varias de las razones por las que rechazan la reconfiguración, entre las que está que se propone eliminar el noveno grado de las segundas unidades (escuelas que están actualmente de kínder a noveno) para dejarlas de kínder a octavo, lo que generará declaratoria de maestros excedentes y que los estudiantes pierdan cursos como Bellas Artes, Salud y Vocacionales.

“Adicional, dejarían a todos estos estudiantes que pasarán para noveno sin la celebración de su tan merecida graduación escolar, como vimos ocurrió el año actual y estos estudiantes tendrían que esperar a cuarto año para disfrutar de su próxima graduación”, dijo Martínez.

Otra de las razones que mencionó la presidenta de la FMPR es que en las escuelas intermedias, el DE sigue proliferando los niveles del sexto al octavo grado, sin que supuestamente las certificaciones docentes actuales reconozcan que el maestro de intermedia, pueda ofrecer sexto grado. También alegó que al añadir el noveno grado a nivel superior, “el hacinamiento de estudiantes por salón se ha convertido en la orden del día”. Además, mencionó que las escuelas vocacionales se han visto afectadas también con este proceso al tener una merma en la cantidad de estudiantes interesados en ser admitidos para las mismas a partir del próximo año escolar.

Por otra parte, Martínez indicó que se añadirá sexto grado en escuelas especializadas que actualmente cursan de séptimo a duodécimo. Explicó que estas escuelas tienen un proceso de admisión distinto a las escuelas tradicionales que ya culminó o está por culminar, para poder seleccionar la matrícula nueva. Esto atrasaría ese proceso y a su vez generaría que se reduzca la cantidad de estudiantes de séptimo y décimo grado a ser admitidos a escuelas especializadas o que se reagrupen los grupos de estudiantes de otros grados actualmente en el plantel, lo que causará hacinamiento.

“Alertamos a las comunidades a estar atentos, indagar en los modelos propuestos, reunirse en comunidad y organizar plan a seguir para defender la escuela que desean para sus hijos y a comunicarse con la FMPR de necesitar orientación. Estaremos con ellas y ellos luchando para que se respete la voluntad de los miembros de la comunidad escolar”, finalizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.