Emigran 56,000 profesionales y 246,000 pobres desde que empezó la depresión

UPR CayeyCayey – Desde que empezó la actual depresión económica en el año 2006 hasta el 2014, han migrado 609,000 personas de Puerto Rico hacia Estados Unidos. A su vez, han migrado de Estados Unidos a Puerto Rico 243,000. Por esto, el Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico en Cayey informó que la migración neta de Puerto Rico a Estados Unidos ha sido de alrededor de 366,000 personas para el referido periodo que cubre nueve años. De estos, un 15% (56,000) tenían un bachillerato o grado superior, lo que pudiese representar una fuga de cerebros significativa. Estos datos se desprenden de la Encuesta sobre la Comunidad de Puerto Rico, realizada por el Negociado del Censo.

“Si bien es cierto que en la migración hacia Estados Unidos hay una representación proporcional de todos los niveles de escolarización de Puerto Rico, no es menos cierto que en términos absolutos ha ocurrido una disminución del acervo de capital humano. Sin embargo, cuando se habla de migración es vital tomar en consideración a las miles de personas que regresan de Estados Unidos a Puerto Rico. Es cierto que todos los años vienen y van profesionales pero en términos netos son 56,000 profesionales menos. Estos y estas muy probablemente estudiaron en Puerto Rico ya sea en las instituciones del estado o en centros educativos privados que gozan de exenciones contributivas; en ambos casos son subvenciones que hace el gobierno de Puerto Rico y que se complementan con fondos federales”, indicó el doctor José Caraballo Cueto, director del único CIC en Puerto Rico, ubicado en el Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias de la UPR-Cayey.

Un 13% de los emigrantes profesionales de Puerto Rico hacia Estados Unidos estuvo desempleado durante el periodo 2005 a 2009, tasa que subió a 17% entre el 2010 y el 2014. Y es, de hecho, durante el periodo 2010 a 2014 cuando la migración neta de profesionales aumentó en promedio un 16% (1,500 profesionales más) con respecto al periodo 2005 a 2009.

“Es importante señalar que esta no es una situación irreversible. Varios estudios indican que este patrón está ligado a la depresión económica por lo que si se reactiva la economía se podrá ver un descenso en este drenaje de cerebros e inclusive una migración de retorno como ocurrió en la década de los 70”, analizó el también doctor en economía.

Sin embargo, no todos los que migran hacia Estados Unidos son profesionales con un bachillerato o grado superior. De hecho, desde que inició la depresión económica en Puerto Rico han migrado en términos totales unos 246,000 de personas pobres hacia Estados Unidos. Según el CIC, si esas 246,000 personas pobres no hubiesen migrado, la tasa de pobreza de Puerto Rico ascendería a un 50% para el año 2014 en vez del 46% que se registró.

“Se palpa cómo la migración ha servido de válvula de escape tanto para las personas desempleadas como para las personas pobres. Sin embargo, contrario a la inmensa mayoría de los países de América Latina, Puerto Rico no recibe una cantidad significativa de remesas de sus migrantes por lo que el beneficio a corto plazo de esa migración es aliviar las tensiones socioeconómicas del País”, aseguró el director del CIC.

Según el Negociado del Censo, una persona que viva sola es pobre si su ingreso mensual es de $1,006 o menos. Esa cantidad se ajusta si hay más personas en la vivienda. El CIC es una entidad adscrita al Negociado del Censo y al Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias en la UPR-Cayey, cuyo fin es diseminar los datos de los censos económicos y poblacionales a las distintas comunidades. También realizan estudios para organizaciones privadas y públicas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.