DRNA apoya proyecto de la Cámara sobre Ley de Pesca y plantea recomendaciones

DRNASAN JUAN — La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, declaró el jueves, que respalda el proyecto de la Cámara 2679 de la nueva Ley de Pesca que regirá la actividad de la pesca recreativa y comercial y propuso algunas enmiendas que surgieron de los conversatorios con los pescadores comerciales de toda la isla.

“Las recomendaciones fueron recogidas de los conversatorios celebrados en distintos municipios como Cabo Rojo y Fajardo, con el propósito de integrar a la comunidad pesquera en este proceso de la creación e implantación de una nueva Ley, fomentar un diálogo directo y promover la búsqueda conjunta de mecanismos que mejoren la práctica de la actividad pesquera en Puerto Rico. Se discutieron alternativas para lograr que las licencias de pesca se puedan gestionar de manera más expedita mediante la radicación electrónica de las estadísticas que de ordinario se envían por correo regular y en persona en el Laboratorio Pesquero”, explicó Guerrero Pérez en un comunicado de prensa.

La titular solicitó a la Cámara de Representantes que evalúe la composición de la Junta de Pesca, a los fines de incluir mayor representatividad de pescadores comerciales. No obstante, la funcionaria resaltó que la pieza legislativa permitirá por primera vez que la Junta pueda subdividirse en comités de trabajo para discutir temas de pesca recreativa y comercial, lo cual fomentaría la discusión de temas específicos y detallados.

Además, recomendó que se permita al DRNA otorgar una certificación al pescador que se encuentra en el proceso de renovación; así como el que se detalle cuáles serán los ingresos anuales para determinar la categoría de pescador comercial.

Los conversatorios del DRNA impactaron a más de 130 pescadores comerciales. Próximamente, se llevará un tercer encuentro en el área sur.

La nueva Ley de Pesca servirá de guía al sector pesquero, tanto comercial como recreativo y deportivo, con reglamentación atemperada a la realidad actual y permitirá al DRNA ejercer su función de guardián y custodio de los recursos naturales. Facilitará el proceso de obtención de licencias de pesca para hacer el proceso más accesible y fomentar la industria de la pesca comercial y recreativa en nuestra isla, permitiendo que las categorías de los diferentes tipos de licencias de pesca, y los requisitos sean establecidos mediante reglamento. Ordena la creación de un grupo especializado dentro del Cuerpo de Vigilantes para garantizar una efectiva vigilancia y fiscalización de la ley y su reglamento. También incluye regulaciones para botes de alquiler de pesca, sobre la radicación de estadísticas ante la agencia.

Se estima que la pesca comercial en Puerto Rico genera aproximadamente $7 millones en ventas al por mayor y $21 millones en ventas al detal y alimentos, lo que representa un sector importante de la economía con grandes oportunidades de crecimiento. En el año 2014, se reportaron 1.5 millones de libras de pesca, donde más del 50 por ciento de la pesca se enfocó en langostas, carruchos, chillo de ojo amarillo, cartucho y colirrubia.

Según las estadísticas del DRNA, hasta el mes de enero del año 2016 existían un total de mil setenta y dos (1,072) pescadores comerciales con licencia de pesca en Puerto Rico, los cuales se subdividen en: trescientos setenta y seis (376) pescadores comerciales a tiempo completo, setenta y dos (72) pescadores comerciales a tiempo parcial, cuatrocientos sesenta y ocho (468) pescadores principiantes, y ciento cincuenta y seis (156) pescadores con licencias vitalicias. A su vez, el ochenta (80) por ciento de los pescadores de tiempo completo está compuesto por buzos y pargos de aguas profundas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.