Continúa progresando el proyecto control de inundaciones del río Puerto Nuevo

AGP_Cuerpo_de_Ingenieros_6LA FORTALEZA  – El gobernador Alejandro García Padilla informó el miércoles, los más recientes avances del Proyecto Control de Inundaciones del río Puerto Nuevo que beneficia a miles de residentes en los municipios de San Juan y Guaynabo.

“Estas son tan solo las primeras fases de este proyecto. Sin embargo, dan muestra de cómo esta administración no ha cesado de trabajar por nuestra gente, pese a los retos fiscales que atraviesa el país. La deuda pública no puede ser una excusa para que las calles de estas comunidades permanezcan inundadas, para que las familias que aquí residen queden a expensas de las situaciones climatológicas. Este proyecto ha pasado por numerosas administraciones, desde 1978 cuando comenzaron los proyectos de viabilidad. Y es que es un proyecto a largo plazo que se estima tomará unos 12 años en completar y culminará después del año 2026. No obstante, hoy día ya se ven las mejoras en la reducción en inundaciones de diversos sectores gracias a las fases de construcción culminadas hasta el momento”, expuso el mandatario quien estuvo reunido en La Fortaleza con el general brigadier David Turner, comandante de la División del Atlántico Sur del USACE y Carmen Guerrero, secretaria del DRNA.

Una reunión entre el primer ejecutivo y funcionarios del Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE) y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) dio paso al anuncio sobre la culminación de la construcción de un canal de tierra en el sector Bechara adyacente a la Avenida Kennedy, el cual requirió la relocalización de la tubería sanitaria que llega hasta la Planta Regional de Tratamiento de Aguas Sanitarias de Puerto Nuevo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. Esta fase del proyecto tuvo un costo de 38.8 millones de dólares y generó 50 empleos directos y 200 empleos indirectos, aliviando así las inundaciones históricas de este sector.

La culminación de esta fase se une a otras ya terminadas bajo la administración de García Padilla como el reforzamiento del puente De Diego, sobre el río Puerto Nuevo; la construcción de una nueva estructura de confluencia; el dragado del canal del río Puerto Nuevo y la siembra de 30 cuerdas de mangle para la mitigación de humedales. En su totalidad, el Proyecto Control de Inundaciones del río Puerto Nuevo lo que busca es aliviar las inundaciones que se han experimentado en años recientes en la cuenca de esta quebrada y que se extienden por diversos sectores de los municipios de San Juan y Guaynabo.

Al momento, dijo, los trabajos de construcción en la parte alta de la quebrada Margarita continúan. Estos proyectos aliviarán las inundaciones en el área de la calle Matadero y negocios circundantes. Esta fase del proyecto incluye 18.6 millones de dólares de fondos federales que cuenta con el pareo local de 2 millones de dólares, logrados gracias a una asignación especial de la Legislatura. Para el año fiscal federal que comienza en octubre de este año, el gobierno federal ha asignado 3 millones de dólares adicionales para dar continuidad a la construcción del canal en la quebrada Margarita. Asimismo, el mandatario informó que el Cuerpo de Ingenieros identificó fondos federales adicionales para fortalecer las paredes de los canales del río Piedras cerca del punto de confluencia con el río Puerto Nuevo para este año.

El drenaje de la cuenca de los ríos Piedras y Puerto Nuevo se estima en 25 millas cuadradas, de las cuales el 75 por ciento están altamente desarrolladas con una población aproximada de 250 mil personas. Las rápidas escorrentías, la capacidad inadecuada de canales, la constricción en los puentes y la eliminación de la planicie inundable por la urbanización, provocan la inundación de aproximadamente 7,500 residentes y 700 estructuras públicas y comerciales valoradas en aproximadamente en 3 mil millones de dólares. Finalizado el proyecto, se estima que resultará en beneficios anuales promedio ascendentes a 73 millones de dólares, cifra que representa lo que se dejará de invertir por pérdidas ocasionadas por las inundaciones.

Durante la reunión, el gobernador le agradeció a Turner y Guerrero por la colaboración del Cuerpo de Ingenieros y del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, no solo en este proyecto, sino en otros importantes proyectos de control de inundaciones y restauración ecológica a través de todo Puerto Rico, tales como el proyecto de control de inundaciones del río La Plata y la restauración ecológica del caño Martín Peña.

“La satisfacción expresada por el general brigadier David Turner con los avances del proyecto que fueron discutidos en la reunión de hoy dan cuenta del profesionalismo, coordinación y ejecución que posee el país. El mismo general Turner resaltó la excelente relación entre el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos y las autoridades estatales y como la colaboración entre ambas partes ha sido fundamental en este proyecto tan necesario para nuestras comunidades en San Juan y Guaynabo. Le agradezco al general Turner y a todo su equipo de trabajo del Cuerpo de Ingenieros su acostumbrada colaboración en muchos de los proyectos prioritarios que han mejorado la calidad de vida de nuestra gente. Comparto con él su satisfacción con los logros hasta aquí alcanzados en este proyecto”, concluyó García Padilla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.