Asociación de Maestros cuestiona nueva reestructuración en Educación

EducacionSAN JUAN  – Luego del anuncio del secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román Meléndez, sobre la reestructuración de 147 escuelas, la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) puntualizó este miércoles que defenderá a las comunidades escolares que no fueron consultadas y aquellas que rechazan los cambios impuestos por el titular.

De la misma forma, el gremio magisterial, a través de su director de Asuntos Sindicales, el profesor José Meléndez Cotto, manifestó su preocupación por la reestructuración que, según dijo, podría incluir el cierre de escuelas.

En este proceso, apuntó Meléndez Cotto, debe prevalecer la transparencia, negociación y sobre todo, salvaguardar el bienestar de estudiantes, padres, maestros y la calidad de la educación pública. “Una vez más, la administración toma decisiones sin discutir con uno de los principales miembros de esta comunidad, que somos nosotros, los maestros. Eso sucede porque el Magisterio todavía no tiene un representante sindical exclusivo que obligue al Departamento a evaluar y a llegar a acuerdos con nosotros”, dijo en un comunicado de prensa.

“Estas movidas lo que provocan son incertidumbre, desasosiego y malestar entre las comunidades escolares impactadas que no fueron consultadas y cuya opinión, otra vez, no fue tomada en cuenta”, agregó el profesor.

Por su parte, el profesor Noel Cedeño, secretario general de la AMPR Local Sindical, cuestionó en qué fundamentos se basa Educación para tomar esa determinación. Por ejemplo, opinó que, al igual que el cierre de escuelas el año pasado, el DE aplica esa medida por razones económicas.

“La economía es un asunto importante en estos momentos. ¿Pero se mide el impacto directo de esta gestión en los niños? ¿Qué pasará con los maestros de escuelas cuyos niveles cambien? No se pueden tomar determinaciones por razones puramente económicas sin conocer las consecuencias de esas gestiones”, apuntó.

“Además, aunque la Ley 149 del Departamento de Educación responsabiliza al secretario de todos los niveles, ese mismo estatuto reconoce el nivel intermedio como parte del programa. Eliminarlo, entendemos, sería ir contrario a lo establecido”, subrayó Cedeño.

Ambos líderes coincidieron en que, como en otras ocasiones, la AMPR y su Local Sindical trabajarán directamente con las comunidades escolares para velar por los mejores intereses de la educación pública puertorriqueña.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.