Alegan arbitrariedad en escogido de laboratorios de muestreo en la AEE

Fachada de AEE edif. Central  .(Fotos: Luis Alberto Lopez)

Fachada de AEE edif. Central
(Fotos: Luis Alberto Lopez)

EL CAPITOLIO – Los ejecutivos del laboratorio Alchem-Altol, contratados por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para realizar las evaluaciones de contenido de azufre en el combustible de la corporación publica alegaron el miércoles en vistas públicas que el escogido de las compañías era arbitrario.

Actualmente y por las pasadas décadas la AEE contrata laboratorios privados para realizar análisis de volumen y calidad del combustible que recibe en sus distintas centrales, labor que se supone se distribuya equitativamente entre distintos laboratorios bajo un sistema de rotación de turnos.

¨Desde nuestra perspectiva no ha sido equitativo el sistema de rotación de laboratorios. Saybolt ha recibido más trabajos de la AEE¨, sostuvo Carlos Negrón, presidente del laboratorio en las vistas publicas del Senado sobre la compra de combustible de la AEE.

Cuando la autoridad nos ponía en la rotación para hacer las muestras, Petrobras se oponía a que fuéramos nosotros los que hiciéramos las muestras¨, indicó por su parte Alving Tollinchi, dueño de la compañía.

Saybolt era otro de los laboratorios utilizados por la AEE. Supuestamente, esa compañía se utilizaba para evaluar el petróleo comprado la compañía brasileña, Petrobras

Los deponentes alegaron que la decisión de la Oficina de Combustible de la AEE, de no incluirlos en la rotación fue a que en varias oportunidades Alchem había emitido informes con análisis que arrojaban altos contenidos de azufre.

¨Un funcionario de Petrobras nos dijo: es que ustedes cuelgan las muestras. Eso me lo dijo por teléfono¨, sostuvo Tollinchi sobre el particular.

Alegó además, que como parte de los acuerdos del contrato de suplido de combustible con Petrobras, esta podía escoger el laboratorio que realizaría las muestras.

¨Si el suplidor dice que no quiere a un laboratorio en particular, prevalece la decisión del suplidor, aunque quien informa sobre esa decisión al laboratorio es la AEE. En este caso a través de la Oficina de Combustible. Casi siempre quien hacía esas coordinaciones era César Torres¨, subrayó Negrón.

El investigador principal de la Comisión, César López Cintrón, interrogó a los deponentes sobre una visita realizada en el año 2010 por el director de la Oficina de Compra de Combustible de la AEE, William Clark, a las facilidades de Alchem, en momentos en que se estaba llevando a cabo una auditoría interna sobre los procesos de compra de combustible en la corporación pública.

Sin embargo, Tollinchi sostuvo que la visita de Clark fue una de cortesía para ¨matar el tiempo¨, según lo establece la minuta de un interrogatorio realizado por el químico y miembro de la Comisión de Auditoría, Abraham Ortiz Chárriez al propio Tollinchi.

De otra parte, en un segundo turno depuso la perito de la Comisión, Limarie Cintrón, quien alegó que en los laboratorios privados contratados por la AEE hubo manipulación de las curvas de calibración de los instrumentos, al tiempo que aseguró, sustentado en sus bitácoras, que la AEE recibió combustible fuera de especificación.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.