Vega Ramos emplaza a Walmart a desistir de su demanda para evadir el pago de un impuesto razonable por el “Transfer Pricing”

INFOGRAPHIC_NUEVO_revEL CAPITOLIO – El representante Popular Luis Vega Ramos hizo un llamado el martes, a la empresa transnacional de venta al detal Walmart para que desista de impugnar en los tribunales federales el impuesto al “Transfer Pricing”, un mecanismo en su estructura de negocios que le permite exportar cientos de millones de dólares en ganancias anuales de la economía del País sin pagar impuestos razonables por los mismos.

“En los últimos años, todos los puertorriqueños hemos hecho sacrificios para echar adelante al País. Por ejemplo, se han ajustado las pensiones de los servidores públicos y se ha aumentado el impuesto al consumo de los individuos y corporaciones. De igual manera, las PyMEs tuvieron que pagar una patente nacional. Al presentar su demanda, Walmart, la empresa que reporta las ventas al detal más altas en todo Puerto Rico, expresa que no está disponible a hacer una aportación justa en función de su volumen real de negocios y ganancias. Para que Puerto Rico como los que vivimos y hacemos negocios aquí, eche pa’lante, somos todos los llamados a aportar. Por ello hago un llamado a esta empresa a que asuma una razonable responsabilidad corporativa con Puerto Rico y desista de su impugnación a la Ley 72-2015 y al mecanismo de la contribución mínima alterna a las compras que la subsidiaria en Puerto Rico le hace a su matriz en el exterior”, pidió el legislador en conferencia de prensa.

Vega Ramos explicó que los hechos incluidos en la petición judicial validan la razonabilidad del impuesto al “Transfer Pricing”.

“Los puertorriqueños somos muy generosos con Walmart a la hora de gastar nuestro dinero, debe haber reciprocidad de su parte. En la propia demanda, Walmart reconoce que genera ingresos anuales de sobre 2,750 millones dólares anuales y que aún con la nueva estructura contributiva, su responsabilidad contributiva sería solamente de unos 45 millones de dólares al año. Esto representa una tasa efectiva de alrededor de 2 por ciento de sus ventas anuales. Repito: por los propios números presentados en su demanda, Walmart admite que pagará una tasa real de 2 por ciento sobre sus ventas que rondan los 3 mil millones de dólares anuales. Eso es una tasa más que razonable. Lo que hay es que compararla con las tasas efectivas que aplican a los ingresos de las demás empresas o individuos. Todas son más altas. Por ello, Walmart debiera desistir de cuestionar la razonabilidad de este impuesto”, explicó.

El legislador recalcó que el impuesto al “Transfer Pricing” sólo le aplica a la fracción de las compras que Walmart PR le hace a su compañía matriz. “En su demanda, Walmart alega que de los, al menos 2,750 millones de dólares que vende en Puerto Rico anualmente, sólo le compra unos 650 millones de dólares anuales a sus entidades relacionadas. Con esa cifra es que llegan al estimado de un pago contributivo de unos 45 millones de dólares anuales. Eso quiere decir que sobre 2 mil millones de dólares de sus ventas anuales en Puerto Rico no están impactadas por el impuesto al Transfer Pricing. Quiere decir que el 75 por ciento de sus ventas, tres de cada cuatro dólares que venden en Puerto Rico no están afectados por este impuesto. Eso es más que razonable”, acotó Vega Ramos.

El Representante por acumulación solicitó a la empresa que no le cause ansiedad innecesaria a sus empleados y suplidores locales con la amenaza velada de que podría cerrar operaciones en la Isla. “La información que ellos publican en la demanda derrota esa posibilidad. Una empresa que genera ventas por unos 3 mil millones de dólares anuales, que tiene unos 15 mil empleados, que opera unos 55 establecimientos en Puerto Rico, que tiene decenas de propiedades inmuebles en el País, que compra 1,600 millones de dólares al año a distribuidores puertorriqueños y 500 millones de dólares anuales a productores locales, no se va a ir de aquí porque pague impuestos de unos 45 millones de dólares al año. Por ello no es justo causar ansiedad innecesaria a empleados y suplidores con comentarios de cierres en Puerto Rico. Todos sabemos que sus operaciones aquí se están ampliando y el pago de un impuesto de 2% por sus ventas no afectará eso”, dijo el Legislador.

El impuesto al “Transfer Pricing” permite la tributación adecuada por el margen de ganancia real generado por las ventas en Puerto Rico. El mismo le aplica exclusivamente a las compras de productos que una compañía le hace a su compañía matriz (Parent Company) en el exterior. Esto es así porque el modelo de negocios de estas empresas transnacionales ubica el margen de ganancia real y efectiva por la mercancia que se vende en la matriz y no en las subsidiaras. Eso se hace mediante la venta de la matriz a las subsidarias a precios muy cercanos al precio de venta al detal, lo que permite que la ganancia real se quede en la matriz sin que tribute adecuadamente en el país donde se hizo la venta final.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.