Tres días de duelo por muerte de policías en Ponce

banderasmediaastaSAN JUAN – El gobernador Alejandro García Padilla decretó 3 días de duelo como muestra de respeto y solidaridad ante el fallecimiento del comandante Frank Román, la teniente Luz Soto y la agente Rosario Hernández de Hoyo.

Las banderas ondearán a media asta desde el martes, 29 de diciembre hasta el 31 de diciembre de 2015.

“Es un día muy triste para todo el país y más en esta fecha. Les solicito a todos los puertorriqueños que nos unamos y elevemos una oración para pedir por la paz de estas familias, sobre todo en esta época que lo hace aún más complicado. A la Policía de Puerto Rico mi solidaridad y fortaleza por lo ocurrido. A la familia de los agentes caídos contarán con todo nuestro apoyo y el apoyo de la nueva legislación para sus hijos. La Policía seguirá dando el máximo y seguirá en la calle combatiendo el crimen para seguir dándole resultados al país”, destacó el primer mandatario en la comunicación oficial dirigida a todas las dependencias públicas.

El superintendente de la policía José Caldero lamentó el incidente donde los tres oficiales de la policía murieron a consecuencia de un incidente que se le imputa a un compañero de labores. en la Comandancia de Ponce.

“Lamento desde lo más profundo de mi corazón el incidente que se registró esta mañana en la Comandancia de área de Ponce en el que tres compañeros perdieron la vida y uno se encuentra en condición de cuidado. Aunque me encuentro fuera del País estoy en constante comunicación con el Superintendente Asociado, coronel Juan Rodríguez. A los familiares de las tres víctimas fallecidas les expreso mis más sentido pésame y que nuestro Señor les brinde fuerza en estos momentos tan difíciles”, dijo Caldero en declaraciones escritas.

De otra parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló pidió fortaleza y paz para los familiares y todos los miembros de la Policía de Puerto Rico.

“Hoy perdimos a tres agentes del orden público, dos mujeres y un hombre entregados y dedicados a la protección de nuestras vidas. Me sobrecoge un inmenso dolor por esta tragedia. Mi más sentido pésame a los familiares, amigos y compañeros de trabajo. Trabajar en las agencias de ayuda y rescate es una labor honorable que acarrea una responsabilidad extraordinaria. Esta responsabilidad está acompañada de un gran sacrificio, tanto físico como psicológico. La prevención es un componente clave en el manejo adecuado de los estresores laborales y personales. Mi llamado siempre ha sido a la prevención, precisamente, para evitar este tipo de tragedia. ¡Qué Dios bendiga a nuestra fuerza policiaca y, sobre todo, que le provea de sabiduría, respeto y tolerancia!”, declaró Perelló.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.