Rechazo bipartita en Puerto Rico a propuesta republicana de control fiscal

Diario:PoliticaSAN JUAN  – El comisionado residente, Pedro Pierluisi y el presidente del Senado, Eduardo Bhatia rechazaron el jueves las disposiciones que viabilizan una Junta Supervisora que contienen dos medidas congresionales presentadas para aliviar la crisis fiscal del gobierno de Puerto Rico, aunque sí favorecieron la apertura del Congreso y una asignación multimillonaria para atender el asunto.

“Lo negativo de ambas medidas es que establecen una Junta o Concilio en el caso de la medida de la Cámara y una autoridad en el caso de la medida del Senado que tiene unos poderes enormes que prácticamente convierten al gobernador de Puerto Rico en un monigote y a la Legislatura, pues para nada. No vale”, dijo Pierluisi en entrevista radial (NotiUno).

“Entonces le quitan todo poder al gobernador y la Legislatura de establecer y administrar un presupuesto y a mí me parece eso ofensivo y demasiado. La única democracia que tenemos en Puerto Rico es que elegimos a un gobernador y a unos legisladores y unos alcaldes cada cuatro años. Hay que proteger esa democracia. Pueden fiscalizar. Sí… Pero tanto como venir y decir aquí mandamos nosotros cuando no votamos por el presidente, no votamos por los congresistas, pues eso es ofensivo. Hay que trabajar con eso”, señaló al adelantar que es probable que las piezas no se aprueben tal y como se radicaron.

Sin embargo, el funcionario favoreció que con la medida de la Cámara de Representantes, los republicanos aceptan que Puerto Rico necesita reestructurar la deuda así como el acceso al Capítulo 9 de la Ley de Quiebra Federal. Dijo que con la medida senatorial lo positivo es la asignación de 3 mil millones de dólares para atender la crisis.

Mientras tanto, Bhatia opinó que la propuesta es “indigna”. “Las recomendaciones que están haciendo los republicanos no son recomendaciones en este momento que sean aceptables para nadie”, dijo Bhatia en entrevista radial (WKAQ).

El presidente senatorial expresó sorpresa, pues con la pieza congresional, los republicanos no respetan al gobierno local, tal y como lo han hecho en el pasado.

“Aquí hay que enmendar. Aquí tiene que haber enmiendas a este proyecto. Se presenta de una manera y lo que resulte final debe ser algo que ayude. La ausencia que hay en este proyecto es que no se le da las herramientas a Puerto Rico para negociar a largos términos su deuda. Lo único que dice es que ‘te vamos a dar 3 mil millones de dólares para que puedan atender unos problemas en 2016’ y no entra en cómo renegociar la deuda que es el problema”, sostuvo el líder senatorial al apuntar que la deuda ronda los 70 mil millones de dólares.

Coincidió con Pierluisi con que lo positivo con estas medidas es el hecho de que el Congreso esté prestando atención a la situación de Puerto Rico. Mientras, indicó que si no pasa nada, entonces el gobierno tendrá que optar por no pagar la deuda el próximo primero de enero del año entrante con las consecuencias legales que eso conlleva.

Por su parte, el secretario de Asuntos Públicos, Jesús Manuel Ortiz, expresó en una declaración escrita que “la presentación del proyecto en el Senado federal evidencia el sentido de urgencia y la seriedad de la situación de Puerto Rico. Continuaremos las conversaciones y estamos confiados en que el lenguaje final será uno positivo para el país y atenderá el mal de fondo”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.