Puertorriqueños podrán usar la licencia hasta Nuevo aviso para viajar

LicenciaSAN JUAN  – El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) revisa actualmente una solicitud de extensión presentada por el gobierno de Puerto Rico para cumplir con el Real ID Act, el cual estipula que la licencia de conducir no será documentación suficiente para pasar los controles de seguridad en aeropuertos.

“Las agencias federales podrán continuar aceptando licencias de conducir y tarjetas de identificación emitidas por los estados”, dijo el DHS en un comunicado de prensa.

“El DHS planifica anunciar cualquier cambio en los requisitos de viaje aéreo para finales del año y se asegurará que los gobiernos estatales y el público que viaja sea notificado con al menos 120 días de anticipación a la implantación”, reza el comunicado.

En un boletín emitido el lunes por el DHS señaló que Puerto Rico tenía al menos hasta el 10 de enero para cumplir con los requisitos del Real ID Act, aprobado por el Congreso, para que los viajeros puedan usar la licencia de conducir como documento válido.

Se supone que a partir del 10 de enero de 2016, los viajeros debían contar con uno de los siguientes documentos para poder viajar, según se informó en la página cibernética del DHS: Pasaporte, tarjeta de pasaporte, tarjeta de residencia permanente, sistema de Global Entry o identificación militar.

Por su parte, el director del DTOP, Miguel Torres Díaz expresó: “Deseo exhortar a los ciudadanos que viajan o viajarán a los Estados Unidos a que estén en calma y que tengan la certeza de que la licencia de conducir emitida por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico es una identificación oficial aceptada por los controles de seguridad en los aeropuertos al momento de viajar entre Puerto Rico y los Estados Unidos. Es una realidad que la licencia actual experimentará cambios, los cuales permitirán que la misma se ajuste a los estándares establecidos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de los Estados Unidos sin embargo, los mismos ocurrirán a partir del primer semestre de 2016 y no debe afectar a los ciudadanos que viajen desde y hacia Estados Unidos en los próximos meses”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.