Puerto Rico desvestirá unos santos para pagarle a los bonistas

Sello del Gobernador de Puerto RicoWASHINGTON DC – El gobernador Alejandro García Padilla dijo el martes que Puerto Rico utilizará la cláusula constitucional de retención de ingresos (“clawback”) a algunas corporaciones públicas para pagar su deuda.

“El Gobierno de Puerto Rico tendrá que (utilizar) el ‘clawback’ en algunos ingresos, para poder mantener los servicios públicos esenciales. Hemos tomado esta decisión difícil, con la esperanza de que el Congreso actúe con prontitud. Pero estemos claro, no nos queda dinero. Las medidas de emergencia que hemos tomado para evitar el impago y mantener los servicios esenciales son insostenibles”, dijo el gobernador en las vistas que celebró el Comité de lo Jurídico del Senado de Estados Unidos sobre el caso de Puerto Rico.

Dicha cláusula le daría al Gobierno de Puerto Rico la posibilidad de utilizar dinero de algunas corporaciones públicas para pagar la deuda con los bonistas.

“Esto es una llamada de auxilio de un barco con 3.5 millones de ciudadanos americanos que se han perdido en el mar desde 1996. Esto es una llamada de auxilio, no un rescate, pidiendo herramientas para culminar el trabajo. El costo de atrasar la respuesta al llamado será significativo, catastrófico. De nuevo, dennos las herramientas y nosotros terminaremos el trabajo”, añadió el gobernador.

En la ponencia escrita que presentó a la Comisión de lo Jurídico, García Padilla rechazó el argumento de que el Gobierno de Puerto Rico no ha sido transparente en la presentación de sus informes y que no ha sido diligente en proveer información. Adjudicó la información al cabildeo de grupos cuyo intereses a su juicio es hacerle daño a la imagen de Puerto Rico

“Cualquier sugerencia de Puerto Rico no está haciendo todo lo que puede para proveer información actualizada y precisa a sus acreedores, al Congreso o al pueblo, simplemente es falso. La amplitud y la profundidad de la información financiera publicada en los pasados seis meses por el Gobierno de Puerto Rico no tiene precedente. Seguir repitiendo lo contrario es retrasar la inmediata y necesaria acción legislativa”, mencionó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.