Proyecto obligaría a instalar semáforos de tránsito en forma vertical

semaforoEL CAPITOLIO  – El senador del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ángel “Chayanne” Martínez Santiago, anunció el lunes la radicación de una medida dirigida a establecer, como política pública, que todo semáforo de tránsito sea instalado de forma vertical, para facilitar que personas con el síndrome del daltonismo puedan identificar las señales sin dificultad.

“En Puerto Rico, nada impide que una persona que padece de la condición de daltonismo obtenga una licencia de conducir. Tampoco se ha tomado en consideración la dificultad de estas personas para identificar las señales de tránsito. Por lo tanto, en consideración a que a las personas que sufren de la condición de daltonismo les resulta más sencillo identificar si deben detenerse o continuar la marcha en un semáforo que se encuentra instalado de forma vertical, debemos reglamentar la instalación de los mismos, de modo que podamos aportar a sus vidas y a las seguridad públicas de las carreteras y calles de nuestro país”, dijo el senador por el Distrito de Arecibo en un comunicado.

Indicó que el Proyecto del Senado 1349, radicado el 8 de abril, persigue añadir un Artículo 8.02 (j) a la Ley 22-2000, según enmendada, mejor conocida como “Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico”, a los fines de establecer que los semáforos serán instalados de forma vertical.

Según el legislador, la medida dispone además, que si algún semáforo se encuentra instalado de forma horizontal en virtud de alguna ley o reglamentación del Gobierno de los Estados Unidos de América y su cambio significaría la pérdida de fondos federales para el gobierno de Puerto Rico, el mismo podrá permanecer de forma horizontal.

Martínez detalló que el daltonismo es una condición médica que provoca en los seres humanos dificultad para distinguir los colores. La condición es consecuencia de un defecto genético hereditario y según se ha documentado, afecta al 1.5 por ciento de los hombres y al 0.5 por ciento de las mujeres en la isla.

“Esta condición tiene repercusiones sobre la vida cotidiana de aquellos que la padecen, específicamente por la dificultad para reconocer colores como los de las señales de tránsito. Estas personas desarrollan sistemas para identificar los colores sin poder distinguirlos. Por ejemplo ante un semáforo ya que no pueden distinguir entre los colores, identifican si esta verde o rojo por la posición de las luces. Por lo tanto, les resulta menos complejo identificar la señal de tránsito cuando el semáforo está localizado de forma vertical”, señala parte de la exposición de motivos de la pieza legislativa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.