Pierluisi exige al Congreso y al gobierno federal que asuman su responsabilidad

pedro-pierluisi-470+265-300x16911WASHINGTON, DC – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, participó el miércoles, de la actividad “Día de Acción para Ayudar a Puerto Rico”, en la que le exigió al Congreso y al gobierno federal que asuman su responsabilidad compartida en la crisis sin precedente que enfrenta Puerto Rico.

“Como he sostenido en innumerables ocasiones, la raíz de la crisis fiscal y económica que enfrenta Puerto Rico radica en el status territorial indigno de la isla, que permite que el Congreso discrimine en contra de los 3.5 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico. Como indiqué ayer en la vista del Senado federal, de la misma forma que el liderato de Puerto Rico tiene que aceptar sus fracasos, el Congreso tiene que reconocer su propia responsabilidad”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

“Hasta ahora el Congreso tampoco ha asumido su parte por lo que debe tomar acción a favor de 3.5 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico – y de sus conciudadanos en los estados que también están siendo afectados. Hemos cabildeado intensamente, hemos luchado por un trato justo logrando cinco vistas congresionales y hemos enfocado los ojos de la nación en Puerto Rico, pero mis constituyentes urgentemente necesitan más, necesitan que tanto el Congreso como el Ejecutivo federal actúen para solucionar un problema que en parte han ayudado a crear”, añadió.

Pierluisi aseguró que la desigualdad con la que son tratados los ciudadanos americanos en Puerto Rico se resuelve permanentemente con la estadidad, y que ahora hay medidas que el Congreso y el gobierno federal pueden tomar para rectificar, en parte, estas disparidades. A manera de ejemplo, el Comisionado destacó que Puerto Rico ha sido tratado de forma desigual bajo los programas de Medicaid y Medicare por 50 años, bajo los programas de Seguro Social Suplementario y de Crédito Contributivo por Ingreso Devengado por más de 40 años, y bajo el programa de Crédito por Hijo Dependiente por casi 20 años.

“Al igual que el Ejecutivo federal puede atender administrativamente algunas de estas disparidades, como hemos logrado en algunos casos, el Congreso también puede y debe legislar para resolverlas. Además, el Congreso puede y debe otorgarle a Puerto Rico la misma facultad que tienen los estados de ajustar las deudas de sus corporaciones e instrumentalidades públicas bajo la protección del Capítulo 9 del Código de Quiebras federal. Esto no le cuesta nada al gobierno federal. De hecho, esa protección, que no es un rescate (‘bail out’), Puerto Rico la tenía hasta principios de los años 1980 y no existe ninguna razón de peso para no restituirla”, dijo Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.