Pierluisi exige acción al Congreso ante situación fiscal de Puerto Rico

Diario:PoliticaWASHINGTON, DC  – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, le exigió el miércoles al Congreso que tome acción sobre la crisis fiscal que enfrenta la isla, al tiempo que reiteró que la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico tiene que cambiar.

“La acción federal es necesaria para evitar un impago por parte del gobierno de Puerto Rico en sus obligaciones con los acreedores, lo que sería un evento catastrófico para todas las partes… Además, la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico tiene que cambiar. Puerto Rico tiene que tener igualdad en esta unión o independencia fuera de ella. No debemos tener que rebajarnos más a mendigar migajas a este Congreso y esperar a que ustedes nos tiren unas pocas en el camino. Tenemos que levantarnos, ponernos de pie, mirarles a los ojos y decirles basta ya”, afirmó Pierluisi durante los turnos iniciales de la sesión del Congreso.

“La relación entre el gobierno federal y Puerto Rico permite tratarnos decentemente cuando les conviene, y a la vez, tratarnos mal cuando no lo es. Vivimos a su antojo, sujetos a sus impulsos, que no están supeditados a normas legales o estándares morales…”, añadió.

De igual forma, el comisionado residente reiteró que hasta que Puerto Rico se convierta en un estado o en una nación soberana, “nuestro destino descansa en gran parte en manos del Congreso”.

Aseguró que este año ha participado en cinco vistas del Congreso en las que ha denunciado la situación fiscal que atraviesa la isla y cómo el Congreso puede ayudar si toma acción.

“Mis constituyentes no son responsables de esta crisis, pero son sus principales víctimas. Sé que prefieren vivir, trabajar y criar sus familias en Puerto Rico, pero en la medida en que la calidad de vida en la Isla se sigue deteriorando, miles se seguirán mudando a los estados todos los meses. Cada individuo que se va—porque se siente obligado a hacerlo—es una pequeña tragedia humana”, expresó Pierluisi.

Sin embargo, el funcionario reconoció que “a través de los años, los líderes de Puerto Rico—con algunas excepciones—han demostrado falta de disciplina y de transparencia en la administración de las finanzas públicas de Puerto Rico. Por esto, no tenemos a quien culpar sino a nosotros mismos”.

Reiteró que “el Congreso debe autorizar a Puerto Rico a reestructurar una porción significativa de su deuda de bonos, pero de una forma que respete la constitución de la isla. Dicha facultad se puede otorgar sin costo alguno para los contribuyentes americanos. Si se le provee esta autorización, no me opondría a la creación de una junta independiente que respete el rol principal del gobierno de Puerto Rico de elaborar su presupuesto y su política fiscal, pero que esté autorizada a cerciorarse de que el gobierno de Puerto Rico cumpla con estándares presupuestarios e métricas fiscales adecuadas. En última instancia, lo que Puerto Rico necesita es un buen liderato electo, no una intervención federal de mano dura que erosiona aún más la democracia en la isla”.

“A Estados Unidos le conviene que el Congreso actúe y que actúe ahora”, sostuvo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.