Pierluisi condena administración AGP por impago

Diario:PoliticaSAN JUAN- El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), comisionado residente en Washington y candidato a la gobernación, Pedro Pierluisi, criticó severamente el miércoles a la administración de Alejandro García Padilla por el primer impago de algunas de las obligaciones financieras del gobierno en su historia.

“Hoy es un día nefasto en la historia de Puerto Rico. Por primera vez en su historia varias corporaciones públicas de nuestro gobierno dejan de cumplir con sus obligaciones financieras. Las consecuencias de esta irresponsabilidad serán bien duras para todos los puertorriqueños”, puntualizó Pierluisi en un comunicado.

García Padilla informó el miércoles que el Gobierno de Puerto Rico incumplirá con algunos pagos de la deuda pública que vencen el primero de enero al no contarse “con los recursos” necesarios para satisfacer las deudas. Detalló que no se pagarán 35.9 millones de dólares correspondientes a intereses de bonos de la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI), ni 1.4 millones de dólares de la Corporación de Financiamiento Público.

El presidente del PNP criticó que el gobierno haya admitido que dejará de pagar estos bonos sencillamente porque al no tener una garantía tan sólida, como por ejemplo, la garantía constitucional que protege a las obligaciones generales o “GOs”, los tenedores de esos bonos tienen pocos remedios legales que los asistan. A juicio del candidato a la gobernación, la administración de García Padilla menosprecia y subestima las consecuencias de esta movida que seguramente provocará una lluvia de demandas que desestabilizarán aún más las finanzas del gobierno y afectarán severamente el clima de inversión en la isla.

Reiteró su llamado al Congreso a que atienda de manera urgente los asuntos de Puerto Rico. “El Congreso tiene varias opciones ante su consideración, incluyendo el posible acceso al Capítulo 9 del Código de Quiebra Federal y legislación que autorice expresamente al Tesoro o al Banco de la Reserva Federal a garantizar financiamientos de nuestra entidades públicas. Estas medidas tienen que ser tema prioritario para el Congreso en aras de evitar una catástrofe de proporciones no antes vistas en Puerto Rico y en los mercados financieros. A nadie le conviene un impago”, sentenció Pierluisi.

Mientras, el líder del PNP reiteró la falta de capacidad y voluntad de la administración de García Padilla para negociar con los acreedores de corporaciones públicas a fin de establecer nuevos términos para el repago de sus deudas. Denunció que lo que se percibe es que hay una estrategia para llevar al gobierno al impago, o incumplimiento de sus obligaciones, lo que advirtió será devastador para Puerto Rico.

“Lo que se percibe es que hay una estrategia para llevar primero al Gobierno de Puerto Rico a una situación de impago, o sea, incumplimiento con nuestras obligaciones, y entonces tratar de reestructurar la totalidad de la deuda pública en circunstancias que ellos entienden serían más desventajosas para los bonistas”, señaló Pierluisi, quien recordó que al menos una cuarta parte de los bonistas del Gobierno y sus instrumentalidades son residentes y entidades de Puerto Rico.

Finalmente, Pierluisi expresó que la administración debería sentarse ya a negociar con los acreedores de todas estas corporaciones públicas, que no solo tienen una pesada carga de deuda, sino que tienen próximamente que invertir cientos de millones de dólares en infraestructura y probablemente no tendrán acceso a financiamiento en los mercados.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.