Piden aprobar proyecto para regular uso de ‘drones’ en Puerto Rico‏

ph111115aponte-300x2021EL CAPITOLIO – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, reclamó el domingo que se considere el Proyecto de la Cámara 2294, de su autoría para prohibir que los sistemas aéreos no tripulados, llamados ‘drones’puedan sean utilizados para fotografiar o electrónicamente grabar, personas o propiedades privadas específicas, sin su consentimiento.

“Según la Reforma de Modernización de la Administración Federal de Aviación, antes de octubre del 2015, la Administración Federal de Aviación debe tener listas las regulaciones para la operación de sistemas aéreos no tripulados. Mientras, en Puerto Rico no se ha establecido reglamento alguno que brinde una guía sobre lo que es o no aceptable en la operación de dichos artefactos, y ante la falta de reglamentación federal, este aspecto debe ser reglamentado a nivel estatal”, dijo el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) en un comunicado.

Alegó que el proyecto, radicado el 26 de enero pasado, todavía no ha recibido ni una vista pública, pese al gran número de estos aparatos que se están vendiendo en establecimientos comerciales a través de todo Puerto Rico.

El legislador indicó que los ‘drones’ comenzaron su funcionamiento únicamente con capacidades militares pero, rápidamente fueron adaptándose para uso comercial y personal. Con los precios de los sistemas aéreos no tripulados abaratándose, la obtención de los mismos por cientos de miles de personas en los Estados Unidos continentales y Puerto Rico es cada vez más frecuente.

“La Sección 8 del Artículo II de la Constitución de Puerto Rico protege a las personas de los ataques abusivos a su vida privada. Los sistemas aéreos no tripulados tienen la capacidad de cargar cámaras, y por ello, facilitan el que cualquier persona pueda grabar videos o tomar fotografías de lo que está sucediendo, tanto en una propiedad privada, como en cualquier otro lugar en el cual se posea una expectativa razonable de intimidad”, estipula la pieza legislativa.

Para Aponte Hernández, la toma de fotografías o videos no autorizados mediante los sistemas aéreos no tripulados presenta el riesgo de que dichas fotos o videos sean publicados o vendidos sin el consentimiento de los dueños de las propiedades o de las personas que aparecen en ellas.

“El gobierno de Puerto Rico tiene el deber de velar por que se protejan los postulados contenidos en nuestra Constitución. Este es un mercado emergente, y por tal razón es necesario establecer una limitación a la manera en que se podrían utilizar estos equipos, pues los mismos podrían afectar la seguridad y privacidad de los ciudadanos. Por ello, se entiende meritoria la aprobación de este proyecto”, manifestó el líder estadista.

Por último, dijo que cualquier persona perjudicada como consecuencia del uso de estos artefactos, bajo las disposiciones de esta medida, podrá tener una causa de acción civil en contra de la persona, entidad o agencia estatal que incurrió en dicha conducta prohibida.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.