Oposición venezolana obtiene el pleno control del legislativo

CNE confirmó que tienen la mayoría calificada con 112 curules, mientras que el chavismo obtuvo 55.

Por: AFP, REUTERS Y EFE

Foto: Reuters El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió el lunes con ministros y gobernadores

Foto: Reuters
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió el lunes con ministros y gobernadores

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela anunció este martes oficialmente que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtuvo en las elecciones parlamentarias 112 diputados (incluyendo a 3 indígenas), justo la mayoría calificada del parlamento, mientras que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) consiguió 55 escaños.

El CNE informó además que la oposición logró un 67,07 por ciento de los 167 escaños del Parlamento y el chavismo, un 32,93 por ciento. Con estos resultados, la alianza opositora le arrebató al socialismo gobernante el control del parlamento, por primera vez en 16 años, favorecida por el descontento de muchos venezolanos ante la grave crisis económica que atraviesa el país miembro de la Opep. (Además: ¿Qué puede hacer la oposición con la mayoría en la Asamblea Nacional?)

La MUD aseguró el lunes que había conseguido sumar al menos 112 diputados en el parlamento, con lo que su bancada se asegura las dos terceras partes de los escaños y mayores prerrogativas para legislar. Pero el CNE, que comenzó a ofrecer en la madrugada de ese día los resultados preliminares de la elección, adjudicó apenas anoche los últimos dos puestos, pertenecientes a los estados de Amazonas y Aragua, y confirmó la cifra, que resulta crucial para el rol de la oposición en la nueva legislatura.

Las celebraciones por el anuncio de la CNE no se hicieron esperar. “Oficial. Logramos 112 diputados. Gracias Venezuela. ¡Lo logramos!”, dijo la esposa del líder opositor Leopoldo López, Lilian Tintori, en su cuenta de Twitter.

“112. ¡Gracias Venezuela! Gracias a todos, ¡lo logramos! ¡Vamos a construir un país de libertades y derechos para todos!”, dijo por su parte Patricia Gutiérrez, esposa del líder opositor Daniel Ceballos. (Lea: El posible plan B del chavismo para mantener el control en Venezuela)

‘Reconciliación nacional’

El secretario de la MUD, Jesús ‘Chúo’ Torrealba, aseguró ayer que la prioridad de los diputados opositores que ocuparán sus escaños a partir del 5 enero será “la reconciliación nacional” y “atender la agenda económica, la urgencia económica y social del país”.

“Estamos deseosos de que el gobierno entienda y asuma que esto no es un capricho de la Unidad Democrática, es un mandato de la mayoría de los venezolanos que votó por ese cambio”, dijo el portavoz, acompañado de varios de los diputados electos.

Torrealba añadió que buscarán “construir soluciones a los grandes problemas de los venezolanos, sobre todo de los más humildes. Y si el gobierno lo obstruye, entonces tendrá que enfrentarse con el pueblo”.

Nunca antes la oposición tuvo tanto poder. La Asamblea Nacional, al igual que todos los poderes del Estado, estuvo dominada por el oficialismo de izquierda desde que en 1999 llegó al poder Hugo Chávez, fallecido en 2013 de cáncer.

“La oposición debe interpretar bien”, advirtió el analista Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis. “La gente no votó a la oposición para sacar a Maduro, sino para resolverle que no hay huevos, que no hay azúcar, porque la crisis económica es brutal”, dijo León. (Lea: ‘Si chavismo no rectifica terminará convertido en una fuerza marginal’)

No será una ‘vendetta’

Torrealba anunció ayer que mañana se reunirán todos los diputados opositores electos para definir esa agenda que impulsarán en el parlamento, la cual, aseguró, no tiene como objetivo la “vendetta política”.

El secretario de la MUD se refirió así a las enormes facultades que otorga la mayoría calificada de dos tercios a la MUD, como convocar un referendo revocatorio, impulsar una asamblea constituyente, remover a magistrados y rectores electorales, y hasta propiciar la salida anticipada del presidente Nicolás Maduro. (Lea también: Después de la derrota, ¿Maduro se tiene que ir?)

Además, la mayoría calificada le da a la oposición plenas competencias para crear o suprimir comisiones permanentes, aprobar y modificar leyes orgánicas, someter a referendo tratados internacionales y proyectos de ley y aprobar proyectos de reforma constitucional.

La oposición también podrá aprobar una publicitada ley de amnistía, que busca liberar a quienes son considerados “presos políticos”, entre ellos el líder del partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, condenado a 13 años y nueve meses de cárcel.

Después de que la ley de amnistía tenga luz verde, la bancada opositora buscará reformar la ley del Banco Central (BCV), un ente que, aseguran, ha perdido independencia en los más de tres lustros de chavismo y cuya situación se ha agravado con la aguda crisis económica que atraviesa Venezuela. (Lea: ‘Pido un gesto a Maduro; la libertad de Leopoldo debe ser inmediata’)

“La reforma de la ley del Banco Central es urgente porque se transformó en una máquina de imprimir dinero inorgánico, eso es muy grave”, aseguró Torrealba.

Según cálculos privados, Venezuela cerrará 2015 con una inflación cercana a 205 por ciento, un déficit fiscal de alrededor de 20 puntos del PIB, una escasez promedio de 60 por ciento de productos básicos, una contracción económica de al menos 6 por ciento y miles de millones de dólares en deudas comerciales con proveedores internacionales. Durante 2015, el gobierno de Maduro no ha dado cifras de inflación, crecimiento o escasez.

‘No aceptaré ley de amnistía’

El presidente Nicolás Maduro anticipó este martes el clima de confrontación que se abrirá entre los poderes públicos en Venezuela a partir de enero, cuando asuma el nuevo parlamento.

“Como jefe de Estado no aceptaré ninguna ley de amnistía, porque se violaron los derechos humanos”, dijo Maduro en su programa semanal de televisión, en respuesta al proyecto legal que desde ya propone la oposición en busca de liberar a quienes considera “presos políticos”.

“Me podrán enviar mil leyes, pero los asesinos de un pueblo tienen que ser juzgados y tienen que pagar”, agregó.

Caracas (AFP, REUTERS Y EFE).

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.