Niños celebran la Navidad en escuela que estuvo a punto de cerrar.

Diario:ActividadesAÑASCO  – En los pasados meses reinaba la incertidumbre en la Escuela Elemental del Barrio Quebrada Larga en Añasco, puesto que era una de las que estaba en lista para ser cerradas mediante el Plan de Reorganización del Departamento de Educación (DE).

Pero una alianza entre padres, maestros, estudiantes y los senadores del distrito, Maritere González López y Gilberto Rodríguez Valle, lograron mantener abierto dicho plantel y el viernes, celebraron su fiesta de Navidad. Los senadores informaron además la asignación de fondos para una zona de juegos para los estudiantes de kinder, así como reparaciones en el área de sanitarios, con el propósito de cumplir con las disposiciones de la ley ADA (American with Disabilities Act). Aprobada en 1990, la ADA es una ley federal de derechos civiles que prohíbe la discriminación de personas con discapacidades.

“Estamos más que satisfechos con la decisión de DE, de mantener los servicios en esta escuela. Basta con ver las caras de estos niños y niñas, es la comunidad entera de Quebrada Larga la que hoy celebra una Navidad muy especial”, destacó la senadora González, quien preside la Comisión de Educación, Formación y Desarrollo del Individuo del Senado. Rodríguez Valle informó que desde el Senado se han asignado más de 500,000 d para distintos proyectos en las escuelas públicas del distrito. “Hemos estado muy atentos a las necesidades de las escuelas y hoy vemos los resultados aquí en Añasco”.

Por su parte, el alcalde Jorge Esteves ofreció un mensaje destacando la importancia de defender lo que uno quiere. “Tanto que se habla del futuro de Puerto Rico, pues aquí en Añasco estamos trabajando ese futuro desde hoy. Cada uno de estos estudiantes es un tesoro que debemos potenciar. Esta escuela se mantiene gracias al trabajo de la comunidad entera”, explicó el alcalde. Personal de la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP) asistió a la actividad, como encargados de la construcción en el plantel.

Rodeados de personajes infantiles, música y comida navideña, los protagonistas del día hablaron de su experiencia. José Luis de 7 años, relató la alegría que siente el saber que no tendrá que recorrer largas distancias para ir a su escuela, a la que asiste desde preescolar.

“Aquí están mis amiguitos, mis maestras y estoy cerca de mi casa, pero ya sé que cuando esté grande me mudo de escuela, pero todavia no”, aseguró el niño. “Sí, sí, aún te falta bastante”, le aseguró la senadora ante los aplausos de los presentes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.