Le dan paliza a dos policías en el cuartel de Arroyo

PoliciaARROYO – Dos agentes de la Policía fueron agredidos en hechos ocurridos en el cuartel del Distrito de Arroyo a eso de la 1:00 de la madrugada del lunes, informaron las autoridades.

Según el informe policiaco, el sargento Raymundo Massari Dones y la agente Margarita Ortiz Santiago, ambos adscritos al mencionado distrito, fueron a investigar una querella de una persona agresiva en la calle Jacob, de la Urbanización Brisas de Arroyo. Al llegar al lugar, visualizaron a dos mujeres identificadas como Nuria Santiago Ramos de 23 años y Gabriela Ortiz Rivera de 24, ambas residentes de Guayama, causándole daños con un bate a un Mazda Protege verde de cuatro puertas del 2000.

Las autoridades precisaron que cuando los agentes procedieron a intervenir, Santiago Ramos le propinó una bofetada al sargento, por lo que la mujer fue arrestada y llevada al cuartel. Mientras la mujer era ingresada a la celda, Santiago Ramos fingió estar desmayada, por lo que el sargento le quitó las esposas. La agente fue a levantarla del suelo y le dio una patada, por lo que perdió el equilibrio, tropezó con una silla y cayó al suelo.

Entonces Santiago Ramos comenzó a patear a la agente, quien sufrió sangrado en la nariz. Además, le dio un mordisco al sargento, mientras que Ortiz Rivera lo agredía.

La Policía indicó que ambos agentes fueron transportados al Hospital Santa Rosa de Guayama. El sargento Massari Dones fue diagnosticado con traumas en la boca y las rodillas y una mordedura en el antebrazo izquierdo. Mientras, la agente Ortiz Santiago fue diagnosticada con fractura en el área de la nariz. El sargento Massari fue dado de alta, mientras que la agente Ortiz se encuentra estable, aunque sería transportada al Hospital Industrial de Río Piedras.

Por otro lado, la Uniformada indicó que las agresoras quedaron detenidas en el Cuartel del Distrito de Arroyo. El caso fue consultado con la fiscal Sheila Santisteban, quien instruyó citar el caso para el 5 de febrero de 2016 ya que las partes no se encuentran disponible. Este caso fue investigado por el teniente segundo Benny Espada, supervisor nocturno del área policiaca.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.