Cuba y EE. UU. discuten por primera vez sobre cuentas pendientes

El tema de las compensaciones que se reclaman de lado y lado es un asunto de alta prioridad

Por: AFP

Foto: Archivo EL TIEMPO Optimismo entre la población cubana ha generado la renaudación de las relaciones entre EE. UU. y Cuba.

Foto: Archivo EL TIEMPO
Optimismo entre la población cubana ha generado la renaudación de las relaciones entre EE. UU. y Cuba.

Cuba y Estados Unidos discutían por primera vez este martes en La Habana sobre las compensaciones que se reclaman por los bienes estadounidenses expropiados en la isla en la década de 1960 y los daños causados por el embargo, un proceso que Washington prevé “largo y complejo”.

“La reunión es el primer paso de lo que esperamos será un proceso largo y complejo, pero Estados Unidos considera la resolución de las reclamaciones pendientes como un asunto de alta prioridad para la normalización” de las relaciones, señaló el vocero del Departamento de Estado, John Kirby, en un comunicado divulgado el lunes en Washington.

La prensa cubana, toda bajo control del Estado, no ha informado sobre el encuentro ni anunciado quién encabeza la delegación de la isla.

El espinoso tema llegó a la mesa de conversaciones justo antes del primer aniversario del anuncio del histórico deshielo, que llevó a Cuba y Estados Unidos a reanudar sus nexos diplomáticos en julio, tras medio siglo de ruptura y desconfianza.

Washington confirmó que su delegación está encabezada por Mary McLeod, asesora legal en funciones del Departamento de Estado.

Kirby destacó que este “encuentro inicial permitirá a las partes intercambiar información sobre una amplia variedad de demandas”, tanto las interpuestas por “ciudadanos” o “el gobierno de Estados Unidos” contra La Habana, como las planteadas por el gobierno cubano contra Washington “relacionadas con el embargo”.

El tema de las compensaciones es uno de los principales obstáculos en el proceso de normalización de las relaciones bilaterales, junto con el embargo, que el presidente Barack Obama ha pedido al Congreso de su país levantar, y la devolución del territorio que ocupa desde 1903 la base naval estadounidense de Guantánamo, en el extremo oriental de la isla.

En la actualidad existen 5.911 reclamos abiertos en Estados Unidos, por parte de empresas y ciudadanos tanto cubanos como estadounidenses, por expropiaciones en Cuba, concesiones y bienes perdidos, que de acuerdo a cálculos representan una suma entre 7.000 y 8.000 millones de dólares en compensaciones.

De ese volumen total, aproximadamente el 90 % corresponde a empresas cuyas instalaciones y operaciones fueron nacionalizadas luego de 1959, como la Cuban Electric Company, ITT, North Sugar Company, Standard Oil y Texaco, entre otras.

Por su parte, Cuba aprobó la ley 80/1996 donde admite de forma explícita la necesidad de hallar una solución negociada a esos reclamos por expropiaciones, que el gobierno considera nacionalizaciones. No obstante, esa ley condiciona un eventual acuerdo a un arreglo por los daños económicos provocados en Cuba por el embargo económico de más de medio siglo, que La Habana estima en unos 121.000 millones de dólares. Según Cubadebate, a esa cifra habría que añadir otros 181.000 millones por concepto de “daños humanos” causados al pueblo cubano.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.