Senadora PIP cataloga como absurdas enmiendas al proyecto sobre cesáreas

bandPIP2000EL CAPITOLIO – La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, calificó el miércoles de “absurdas y cínicas” las enmiendas impuestas por la Cámara de Representantes al Proyecto del Senado 680 de su autoría, que proponía que las mujeres pudieran requerir de su obstetra la tasa de cesáreas que realizan.

La legisladora informó que en Puerto Rico, según los datos del Departamento de Salud, se realizan más de 10,000 cesáreas al año sin ninguna justificación médica. La versión de la Cámara relevó a los obstetras de toda obligación de divulgación a las pacientes -que era la intención de la medida-, y optó por crear una “Comisión Interagencial Interdisciplinaria”, que se dedicará a “analizar estadísticas”, “recomendar políticas públicas”, “referir a la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica”, pero que vendrá obligada a “mantener confidencialidad sobre las estadísticas e información analizadas”.

“Este país no necesita otra comisión más para que no pase nada. Es un acto de cinismo decir que recopilarán información sobre las prácticas cuestionables de algunos obstetras, para luego mantenerla silenciada. Si en la Cámara faltan faldas y pantalones para permitir que las mujeres tengamos derecho a información esencial para nuestra salud, para la forma en que traeremos nuestros hijos al mundo, el Senado no tiene por qué hacerse cómplice. Yo les aseguro que sin en lugar de úteros, se intervinieran quirúrgicamente, sin necesidad médica, 10,000 próstatas cada año, otra sería la historia. Pero las víctimas de las cesáreas innecesarias son mujeres”, sentenció la portavoz del PIP en un comunicado de prensa.

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, anticipó que, según peticionado por la Senadora Santiago, el Senado no concurriría con las enmiendas, y que dispondrá que la senadora presida por parte de ese cuerpo el Comité de Conferencia que dirima las diferencias con la Cámara.

La senadora Santiago puntualizó que “no hay una fórmula legislativa para acabar de inmediato con las cesáreas no justificadas, pero el acceso a esa información es un primer paso importante, que debe estar seguido de un cambio general de visión, que humanice el parto, y que conceda mayor acceso y mayor respeto a la partería como una profesión de inmenso valor social y salubrista” finalizó expresando la también aspirante a la gobernación.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.