Seilhamer dice es desenfocado el objetivo de la Junta de Supervisión Fiscal

CapitolioEL CAPITOLIO – El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Larry Seilhamer Rodríguez, denunció el miércoles que con la aprobación del proyecto para crear la Junta de Supervisión Fiscal no se atiende el verdadero problema que provoca la crisis fiscal en el gobierno.

Alegó que la Junta no cumple con el propósito de crear confianza y credibilidad a los acreedores e inversionistas, representará un costo millonario para el gobierno, estará politizada y de forma innecesaria se le otorgará inmunidad en algunas leyes especiales a los miembros de la misma.

“El verdadero problema que provoca la crisis fiscal no está en si las agencias sobrepasan su presupuesto asignado, que es lo que va a monitorear esta Junta, la realidad es que el gobierno falla por la sobreestimación de recaudos y en tomar préstamos sin identificar las fuentes de repago para eso. Ese es el verdadero problema que provoca el debacle económico en el gobierno y que esta Junta no atiende”, sostuvo Seilhamer Rodríguez en un parte de prensa.

Añadió que “están tratando de complementar con esta Junta la deficiencia de la Rama Ejecutiva en el cumplimiento de sus deberes, porque es la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) quien debe velar porque se cumpla con un presupuesto balanceado y real. Esta Junta pierde la fuerza en brindar confianza y credibilidad ya que ni siquiera estará aprobando el Plan de Crecimiento Económico y Fiscal sino que su función ahora se limitará a endosarlo”.

El senador dijo además que “tampoco estamos hablando de un ente independiente, es una Junta politizada, cuyos miembros los nombrará el gobernador y designará sus salarios. Aunque eliminaron del proyecto la asignación de un millón de dólares mensuales, claramente esa es la intención porque lo dejan a discreción de la OGP, de hecho, hasta podrían asignar más dinero. Esto representa un costo millonario innecesario en momentos en que la gente no ha recibido sus reintegros, no sabe si el gobierno tendrá que cerrar funciones en diciembre o enero y en el que se están pagando decenas de nuevos impuestos”.

Para Seilhamer Rodríguez, es absurdo que ante las funciones innecesarias y de poca fuerza de esta Junta se les otorgue inmunidad en varias leyes a los miembros.

“Tendrán inmunidad en algunas leyes especiales como la de Ética Gubernamental y la del Fiscal Especial Independiente. Esta Junta es un ejercicio fútil que en estos momentos lejos de resolver, representa un gran gasto para el gobierno”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.