Refieren a OEG irregularidades en fiesta de despedida de William Clark de AEE

aeeEL CAPITOLIO  – La Comisión Especial para el Estudio de las Normas y Procedimientos Relacionados con la Compra y Uso de Petróleo por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), refirió a la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) prueba que supuestamente demuestra faltas éticas relacionadas a la organización y celebración de una fiesta de jubilación del exadministrador de la Oficina de Compra de Combustible, William Clark Martínez.

“La información salió a relucir como parte de una investigación sobre la Oficina de Compra de Combustible. La Comisión Especial determinó que la evidencia y los testimonios recibidos no podían ser ignorados”, explicó en un comunicado el presidente de la comisión, Aníbal José Torres.

Indicó que supuestamente varios empleados coordinaron la fiesta en horas laborables y utilizaron sus correos electrónicos para invitar a la actividad a suplidores, a los cuales les adjudican y administran sus contratos.

Asimismo, el legislador mencionó que “a pesar de las responsabilidades que desempeñan los miembros de la Oficina de Compra de Combustible, varios empleados admitieron haber aceptado dinero en efectivo de los suplidores para cubrir los gastos de la actividad, que se realizó el 9 de mayo de 2014”.

Según reza la misiva enviada a la directora ejecutiva de la OEG, Zulma Rosario, “ante la conducta evidentemente antiética y los señalamientos públicos de la prensa por la fiesta, la Autoridad realizó una auditoría interna para investigar los pormenores de la actividad. El administrador de la Oficina de Auditoría Interna, Pedro Rodríguez Cintrón, solo recomendó una reunión con la Sub-División de Procedimientos Especiales para determinar posibles violaciones a las reglas de conducta de la AEE y no tomó medidas preventivas inmediatas ni le impuso sanciones a los empleados”.

“Mediante la auditoría se confirmó el envío y recibo de unos 185 correos electrónicos relacionados con la actividad de jubilación del ingeniero Clark Martínez y sin embargo, no se tomaron medidas contra los empleados, aún cuando existe un manual administrativo en la AEE que sanciona el uso indebido de propiedad, materiales y servicios de la agencia, así como el uso del correo electrónico para asuntos no oficiales”, sostuvo Torres.

“El mero recibo de una aportación económica por parte de suplidores, a quienes se les han otorgado contratos millonarios, es una acción que pone en serias dudas la imparcialidad e integridad de estos funcionarios y de la labor que se lleva a cabo en la Oficina de Compra de Combustible. Además, las actuaciones de estos funcionarios constituyen un craso conflicto de intereses”, subrayó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.