Operativo en París deja a dos yihadistas muertos y siete detenidos

Una terrorista se suicidó al activar cinturón de explosivos. Otro fue muerto por un francotirador.

Por: AFP y EFE

Foto: Reuters Varios policías resultaron heridos durante el tiroteo.

Foto: Reuters
Varios policías resultaron heridos durante el tiroteo.

Un tiroteo ocurrió en la madruga de este miércoles (hora de Francia) en Saint-Denis, en el norte de París, durante un operativo de la policía que tenía por blanco al presunto cerebro de los atentados del pasado viernes. (Lea: La tensión volvió a las calles parisinas tras un nuevo tiroteo)

La Fiscalía de París, responsable de la investigación esos hechos que causaron la muerte de al menos 129 personas en la capital francesa, confirmó la muerte de una mujer que se suicidó activando su cinturón de explosivos cuando los agentes comenzaron el asalto del apartamento en el que se encontraba. (Lea también: Despega uno de los aviones de Air France desviados por amenazas)

Además, fuentes policiales citadas por diversos medios indicaron que otro presunto terrorista fue abatido por un francotirador de los cuerpos de elite de la policía francesa.

La Fiscalía indicó también que siete personas fueron arrestadas, tres de ellas en el apartamento donde se atrincheraron los sospechosos.

“Sus identidades no han sido establecidas por el momento”, señaló el Ministerio Público, que indicó que fueron “extraídos” del apartamento.

Además, indicó que un hombre y una mujer también se encuentran bajo arresto tras haber sido detenidos cerca del apartamento. Según algunos medios, puede tratarse de las personas que alquilaron el piso a los presuntos terroristas.

Varios policías resultaron heridos en el asalto, agregaron los medios.

Según el reporte de la prensa, al menos una persona permanece todavía atrincherada en el apartamento, situado en el número 8 de la calle del Corbillon, en el céntrico barrio de la basílica de Saint Denis, no muy lejos del Estadio de Francia, uno de los seis escenarios de los ataques yihadistas del pasado viernes.

Por su parte, el alcalde de Saint Denis, Didier Paillard, pidió a los ciudadanos que viven en el centro de la ciudad que no salgan de sus hogares hasta nueva orden.

Las escuelas permanecerán cerradas, al igual que los accesos al metro. Tampoco circulan ni autobuses ni tranvías.

AFP y EFE

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.