O’Neill pide a alcaldes que se unan a la marcha por la salud

oneill120515nt-300x202GUAYNABO  – El alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill García pidió el miércoles a los guaynabeños y a sus colegas alcaldes a unirse a la marcha “Unidos por la Salud” ante el alerta de colapso del sistema de salud pública y privada del país por causa del recorte de 3 mil millones de dólares en fondos federales que se ha anticipado.

“Tenemos que decir presente en esta marcha y en cualquier otra gestión que se haga dirigida a llamar la atención de los funcionarios federales en torno al daño irreparable que el recorte de fondos federales tendrá sobre la salud de los puertorriqueños, incluyendo el éxodo masivo de profesionales de salud hacia otros estados”, dijo O’Neill en un comunicado de prensa.

Como presidente de la Federación de Alcaldes, O’Neill también hizo el llamado a los miembros de la Federación y de la Asociación de Alcaldes para que participen en esta gesta, expresando que “los recortes federales en salud impactarán a todos los gobiernos municipales de Puerto Rico”.

Indicó que junto a los empleados del Municipio de Guaynabo, partirá el jueves desde el City Hall, hacia el Coliseo de Puerto Rico donde iniciará la marcha pautada para las 12:00 del mediodía.

Señaló que su municipio al igual que los demás, no está exento del “impacto terrible” que tendrá la propuesta del gobierno federal de recortar los fondos Medicare y Medicaid a Puerto Rico. Dijo que la política pública del gobierno federal es contraria al trato que han recibido los demás estados de la Nación Norteamericana a los cuales se les ha concedido aumento en sus fondos para salud. Agregó que la prensa de Estados Unidos está dando la voz de alerta en torno al peligro en cierne sobre el sistema de salud del pueblo puertorriqueño.

Entretanto, detalló que el gobierno federal cubre completo o parcialmente el cuidado de la salud de 2.3 millones de puertorriqueños. Actualmente, Puerto Rico gasta 11 mil millones de dólares en el cuidado de la salud, de los que 5.7 mil millones de dólares son fondos federales. De esta suma, el gobierno federal anticipa recorte de 3,000 millones de dólares en los próximos 18 meses, lo que comenzaría afectar el sistema de salud desde el 2016. Esto, además, porque el Centro de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) también implementará otro recorte en las primas de Medicare Advantage, a pesar de que los puertorriqueños remesan al gobierno federal el pago por concepto de Medicare y Seguro Social tanto como los ciudadanos de los 50 estados.

Explicó que como resultado, un millón de pacientes podrían perder los servicios de salud prestados por Mi Salud y/o pagar hasta un 50 por ciento del costo en copagos y deducibles, según han planteado el gobierno y la industria de seguros de salud.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.