Multan a Carolina y Caguas

RCSAN JUAN  – La Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente Walker de Puerto Rico (LBPPR) impuso una serie de multas y sanciones a varios técnicos y jugadores de los Gigantes de Carolina y Criollos de Caguas por un incidente ocurrido en el partido del viernes 20 de noviembre de 2015 en el que ambos conjuntos se midieron en el Estadio Yldefonso Solá Morales del Valle del Turabo.

De acuerdo a la resolución emitida por Carlos Berroa, el director de torneo explicó que durante el juego entre Gigantes y Criollos se suscitó un incidente en el cual seis peloteros y tres técnicos fueron expulsados del juego por conductas antideportivas.

En la parte baja de la séptima entrada y con dos out sin nadie en base, Johnny Monell de Caguas fue golpeado por el primer lanzamiento de Dicky González, lo que provocó una discusión entre el bateador y el receptor René García, propiciando a su vez que ambos bancos se lanzaran al terreno. El oficial principal Delfín Colon emitió una advertencia a ambos equipos luego de que los jugadores regresaran a sus respectivos camerinos.

Sin embargo, el dirigente cagüeño Alex Cora no estuvo de acuerdo con la decisión tomada por Colon, quien procedió a expulsarlo del juego tras advertirle que no podía discutir y cuestionar una advertencia.

“Pero en la parte alta del octavo episodio y con dos eliminados sin nadie en base, el primer lanzamiento de Pat Light de Caguas fue dirigido hacia el área de la cabeza del bateador Ozzie Martínez de Carolina”, indicó Berroa en su resolución, destacando que el jugador de Carolina salió en dirección del lanzador con bate en mano, lo que provocó que los bancos se vaciaran nuevamente y varios jugadores intercambiaran golpes.

Tras analizar todo lo ocurrido, los árbitros decidieron expulsar al tirador Pat Light (Caguas) por entender que el lanzamiento fue intencional hacia Martínez (Carolina), siendo expulsado automáticamente el dirigente interino Luis Matos (Caguas) por la previa advertencia a ambos conjuntos.

De igual manera fueron sacados del partido Daniel Tillman y Johnny Monell, ambos de Caguas, así como Martínez por su reacción hacia el lanzador contrario junto a sus compañeros Jeffrey Domínguez y René García de Carolina por intercambiar golpes. El adiestrador de lanzadores José Santiago de los Gigantes también fue expulsado por amenazar al equipo de Caguas.

Por los hechos y los informes recibidos, Berroa estableció multas a varios integrantes de Caguas, comenzando con el dirigente Alex Cora y su asistente Luis Matos de 100 dólares cada una. También Johnny Monell y Pat Light recibieron multas de 100 dólares y suspensiones de dos encuentros para cada uno, que el primero cumplirá en los partidos del 24 y 25 de noviembre, mientras que el segundo no jugará el 27 y 28.

Tillman por su parte deberá pagar 100 dólares de la expulsión del viernes y 150 dólares por el encuentro del sábado en el que también fue sacado. Además deberá cumplir dos juegos de suspensión el martes y miércoles junto a Monell.

El director de Torneo indicó que en cuanto al personal de Carolina, el adiestrador José Santiago fue multado en 100 dólares y suspendido por un juego que cumplirá el martes 24 de noviembre. Asimismo el jugador de cuadro Ozzie Martínez deberá pagar 100 dólares por su expulsión y cumplir una suspensión de dos juegos en la doble cartelera a jugarse el mismo día ante Mayagüez en el Estadio Roberto Clemente Walker.

El receptor René García fue multado en 100 dólares y suspendido por dos encuentros que cumplirá durante el fin de semana en los juegos de viernes (27) y sábado (28). Por último, Jeffrey Domínguez también deberá pagar una multa de 100 por una primera expulsión el 20 de noviembre y cumplir con la suspensión impuesta de dos juegos el 24 y 25 de noviembre, al igual que una segunda infracción de 150 por una segunda expulsión en el partido sabatino celebrado en el estadio carolinense.

“Las multas son automáticas cuando hay expulsión a jugadores, técnicos o cualquier personal de un equipo cuando está en el terreno de juego. El Reglamento de la Liga establece que la primera es de 100 dólares, la segunda en 150 dólares y de la tercera en adelante como mínimo 300 dólares, a menos que se determine que deba ser mayor por el comportamiento o falta cometida por la persona”, especificó Berroa en comunicado de prensa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.