Maestros reclaman victoria durante paro y advierten sobre más acciones

WP_20151117_13_06_24_ProSAN JUAN – Centenares de maestros llegaron el martes hasta los predios del Capitolio para repudiar el Proyecto del Senado 1456 para crear la Ley para las Alianzas en la Educación Pública y su anunciada consideración en la Cámara de Representantes, aun cuando el periodo para la aprobación de medidas culminó el pasado 12 de noviembre.

“Dentro de la Semana de la Puertorriqueñidad hemos decretado este Día Nacional en Defensa de la Escuela Pública. Y aquellos que politiquean como Eduardo Bhatia y sus seguidores que sepan que esto va a tener un costo va a tener un costo político para ellos y sus seguidores porque este proyecto político… y el pasado miércoles pusimos en jaque ese proyecto y le arrancamos a la presidenta de la Comisión Educación la expresión de que ‘no, no vamos a aprobar este proyecto… Vamos a seguir las vistas en el mes de enero’, señaló Emilio Nieves de la organización magisterial UNETE, a la vez que reclamaba que el paro magisterial convocado fue un éxito.

Nieves denunció que el presidente del Senado, autor y promotor del proyecto de las Alianzas en la Educación Pública, pretende usar el mismo como “carta de presentación” para alcanzar, presumiblemente, la candidatura de su partido a la gobernación, aunque Bhatia no ha formalizado aun candidatura alguna para la elección general de 2016.

Todas las organizaciones magisteriales en Puerto Rico han coincidido en denunciar el Proyecto del Senado 1456 como un nuevo intento –esta vez del Partido Popular Democrático (PPD) – para privatizar las escuelas.

Por su parte, Eva Ayala, presidenta de la organización magisterial EDUCAMOS, aseguró que el magisterio puertorriqueño habrá de tomar las acciones necesarias para defender a la escuela pública.

“Vamos a hacer lo que tengamos que hacer para defender la escuela pública… La escuela pública no se defiende en los escritorios… La escuela pública no se defiende vendiéndose con el patrono… la escuela pública se defiende en la calle”, advirtió Ayala, quien además anticipó que los maestros podrían estar rehusándose a hacer el trabajo administrativo que los maestros deben hacer en sus casas, fuera del horario de trabajo, porque no se les provee para ello mientras laboran en las escuelas.

“Cero trabajo esclavo. Basta ya de estarle dedicando cuatro, cinco y seis horas laborando en nuestras casas sin que este trabajo sea remunerado”, dijo Ayala.

Tanto Nieves como Ayala coincidieron en que, aun cuando el proyecto de las alianzas no vaya a ser considerado durante lo que resta de la presente sesión legislativa, sino que se retomará en enero próximo, no habrán de “bajar la guardia” porque ya conocen de las estrategias de la administración del gobernador Alejandro García Padilla de valerse de convocar a sesiones extraordinarias de la legislatura para aprobar las leyes que “a ellos les interesa aprobar”.

Por su parte el secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, alegó que, a pesar del llamado de grupos magisteriales a paralizar labores el martes en el sistema educativo, la mayoría de las escuelas ofrecieron clases como de costumbre, aunque reconoció que se registró un marcado ausentismo de estudiantes.

“Ciertamente, siempre que hay este tipo de llamado una gran mayoría de padres prefiere no enviar a sus hijos a la escuela por temor a los eventos que pueden desencadenarse. Aun así el ausentismo de estudiantes ha sido menor hoy que en otros momentos similares”, destacó Román Meléndez en un comunicado.

El titular añadió que, desafortunadamente, a quien más afecta esta situación es a los propios estudiantes, principalmente, a aquellos de las Regiones de San Juan, Caguas y Bayamón que ya han visto afectado este año su proceso de enseñanza y aprendizaje debido a la reducción de horario por la situación del racionamiento de agua.

Según los datos del Departamento de Educación, acudieron a las escuelas 203,573 estudiantes, de un total de 389,063 alumnos. Esto representa un 52 por ciento de asistencia. De otra parte, Román Meléndez destacó que la mayoría del personal docente, no docente y administrativo cumplió con su deber ministerial de garantizar la enseñanza de los estudiantes de escuelas públicas. Según dijo, un total de 25,696 docentes (81 por ciento) acudieron a sus salones a atender sus responsabilidades. Mientras, 2,586 trabajadores del personal de apoyo (83 por ciento), unos 5,290 trabajadores no docentes (88 por ciento) y 1,352 directores escolares (95 por ciento) acudieron a las escuelas.

De otra parte, el secretario indicó que solo unas 71 escuelas, de un total de 1,332, confrontaron temprano en la mañana dificultades para poder abrir y dar clases con regularidad, ya sea porque maestros realizaron manifestaciones en sus inmediaciones o impidieron la entrada de la comunidad escolar. Aun así de estas escuelas, en más 40 se logró retomar las labores. Las Regiones Educativas donde se reportaron mayores incidencias en escuelas fueron San Juan (26) y Humacao (19).

Román Meléndez señaló que los maestros que participaron de la convocatoria a paralizar clases se exponen al descuento inmediato del día de su salario y a posibles sanciones disciplinarias conforme al reglamento del Departamento de Educación. De igual forma, adelantó que evaluará posibles acciones legales contra las entidades que promovieron la interrupción del día lectivo en las escuelas antes mencionadas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.