Justicia irá al Supremo por “errada” decisión de nuevo juicio a Pablo Casellas

Ficha CasellasSAN JUAN  – El secretario del Departamento de Justicia (DJ), César Miranda, opinó que fue un error el dictamen del Tribunal Apelativo de concederle un nuevo juicio a Pablo Casellas, convicto por el asesinato de su esposa, Carmen Paredes y anunció que recurrirá al Tribunal Supremo.

“Es la posición del Departamento de Justicia que se equivocó crasamente el Tribunal de Apelaciones al decretar un nuevo juicio bajo el fundamento de que no se rindió un veredicto unánime en el procesamiento criminal en contra del señor Pablo Casellas. La Oficina de la Procuradora General estará evaluando la sentencia para solicitar reconsideración y recurrir al Tribunal Supremo de Puerto Rico”, dijo Miranda en una declaración escrita.

El martes en la noche trascendió que el Foro Intermedio determinó conceder el nuevo juicio a Casellas, luego que sus abogados solicitaran la anulación del veredicto de culpabilidad, alegando que los veredictos por jurado en Puerto Rico deben ser por unanimidad.

“Revocamos la sentencia apelada ya que el veredicto fue uno por mayoría, contrario a lo que establece el nuevo estado de derecho determinado en Pueblo vs. Sánchez Vale, supra. Dicho dictamen de nuestra más Alta Superioridad Judicial le es aplicable al apelante ya que al momento de su pronunciamiento no existía una sentencia condenatoria final y firme contra el señor Casellas. En consecuencia, se devuelve el caso al foro primario para la celebración de un nuevo juicio”, indica el dictamen del Apelativo.

De otra parte, el titular del DJ señaló que “la decisión del Tribunal de Apelaciones es errada puesto que antes y después de la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico en Sánchez Valle, la cláusula de juicio por jurado de la Sexta Enmienda de la Constitución federal no requiere que en los procedimientos criminales estatales –incluyendo a Puerto Rico- los veredictos de culpabilidad se emitan por voto unánime. El requisito de unanimidad se aplica únicamente en las cortes federales. En Sánchez Valle, el Tribunal Supremo de Puerto Rico no adoptó una nueva norma de derecho constitucional que requiera la unanimidad del veredicto de un jurado en procesamientos criminales en Puerto Rico”.

Según el funcionario, la sentencia es contraria a las decisiones vinculantes tanto del Tribunal Supremo federal como del Tribunal Supremo de Puerto Rico que reconocen que el derecho a veredicto unánime no es un derecho fundamental oponible a los estados o a Puerto Rico.

“La sentencia también es contraria a la jurisprudencia vinculante del Tribunal Supremo de Puerto Rico quien una y otra vez ha sostenido la validez constitucional de los veredictos por mayoría en nuestro ordenamiento. El veredicto 9-3 es la norma que sigue vigente en nuestro ordenamiento y el Tribunal de Apelaciones está obligado a aplicarla en este caso”, concluyó Miranda.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.