Inadmisible para Perelló un cierre de gobierno o reducción de jornada

CapitolioEL CAPITOLIO  – El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás, afirmó el domingo, que tanto él, como el cuerpo que preside harán todo lo posible para evitar un cierre del gobierno o una reducción de la jornada laboral de los empleados públicos.

Además, sostuvo que el mensaje de todos los miembros de la presente Administración tiene que ser claro, “que todas nuestras acciones tienen que ser para garantizar estabilidad en nuestro país”.

“Nuestro trabajo y prioridad en estos próximos meses debe ser generar dinero para echar adelante la economía. No es política pública que pongamos en peligro la estabilidad del gobierno de Puerto Rico, y la estabilidad de nuestra gente”, indicó en un comunicado.

El líder cameral catalogó de nefastas las medidas como el cierre del gobierno, la reducción de la jornada laboral o no pagar el Bono de Navidad. “Es importante que el país esté claro en que siempre tendremos primero a la gente. No me hace sentido que se siga pensando en un cierre de Gobierno o en una reducción de jornada laboral. Eso sería detrimental y desastroso. Más aún, si se hace para pagar lo que no podemos pagar”, expresó.

Las declaraciones de Perelló Borrás se produjeron durante el análisis del Proyecto de la Cámara 2718, para crear la “Ley de Responsabilidad Fiscal y Revitalización Económica de Puerto Rico”.

Las Comisiones de Gobierno y de Hacienda y Presupuesto, presididas por los representantes José “Conny” Varela y Rafael “Tatito” Hernández, atienden la legislación del ejecutivo que establece la política pública, las definiciones y normas de interpretación de dicha ley; crea la Junta de Supervisión Fiscal y requiere la presentación a la misma de un plan de crecimiento económico y fiscal consolidado de cinco años para el Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA).

Perelló indicó que a la audiencia comparecieron el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza y el director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Luis Cruz Batista, para discutir aspectos técnicos de la pieza.

Zaragoza expresó que el proyecto es necesario para atender la crítica realidad que el País vive en la actualidad. “Es una medida indispensable para poder realizar los recortes y ajustes en gastos que necesaria y razonablemente cuando uno pierde credibilidad, hay que establecer mecanismos para mejorarla”, dijo.

Sin embargo, el funcionario recomendó que se estudie detenidamente el impacto que tendrá la asignación de un millón dólares mensuales a la Junta, para cubrir sus gastos operacionales. De igual modo, sugirió que se evalúe la alternativa de que la Junta someta para la aprobación de OGP y del Departamento de Hacienda, un plan de trabajo desglosando las partidas de gastos con sus costos asignados para llevar a cabo esas funciones y quién certificará el uso de esos recursos. Igualmente, señaló que cualquier asignación y desembolso de fondos se hará en función de las prioridades establecidas en la Constitución de Puerto Rico y demás estatutos aplicables.

Por su parte, Cruz Batista, planteó que la aprobación de un marco legal que establezca la Junta, resulta esencial para encaminar nuestro Plan de Crecimiento Económico y Fiscal.

“Su creación es necesaria a los fines de recuperar la credibilidad de los mercados. Una entidad independiente, no político partidista, que sea herramienta indispensable para atender la profunda crisis fiscal que estamos atravesando”. Agregó que la misma “sentará las bases para procurar una renegociación de la deuda que nos permita mantener los servicios a los ciudadanos”.

No obstante, Cruz Batista hizo una serie de recomendaciones a la medida, por considerar que “tal y como está redactada resulta impracticable”. Entre éstas, se encuentra que el presente año se evalúe un mecanismo alterno que atienda cualquier desfase, de no completarse en su totalidad el proceso de nombramientos para la Junta y que el mismo no afecte la aprobación del Presupuesto por parte de la Asamblea Legislativa.

A su vez, realizó recomendaciones técnicas para viabilizar la implementación de las disposiciones de la legislación, en particular; con la reserva de reintegros, la presentación de los informes trimestrales y la manera más certera de medir los gastos, entre otros.

A preguntas del presidente de la Cámara en torno a la disposición de la pieza para cumplir con la presentación de informes financieros a la Junta cada tres meses, Cruz Batista admitió que eso supone un gran reto. “Tenemos retos por cumplir… Tienen que existir unos mecanismos para un periodo de transición, para lograr que esta legislación se pueda implementar. Entre éstos, presentar los informes trimestrales y el presupuesto a tiempo”, reiteró el Director de OGP.

En torno al gasto, Cruz Batista respondió que se monitorea el gasto de las agencias día a día. Dijo además, que se hizo un corte adicional de gastos de 150 millones de dólares. Sostuvo que el margen para seguir reduciendo gastos es “muy poco”.

Perelló dijo que también le preocupa el reto que representa para Hacienda, lograr los recaudos necesarios, de completar el gobierno un acuerdo con los bonistas para reestructurar la deuda pública. Ante la preocupación Zaragoza expresó que están haciendo una labor sólida para lograr más captación.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.