Alertan graves riesgos con Junta de Supervisión Fiscal

Diario:NoticiasSAN JUAN – Luego de una reunión extraordinaria sobre la crisis social y fiscal del país, más de una veintena de representantes de organizaciones del Colectivo Nacional Todos Somos Pueblo alertaron el jueves sobre los “graves riesgos” de la Junta de Supervisión Fiscal.

“El proyecto de ley que da vida a la Junta de Control Fiscal fue aguado por la Legislatura y aún así no deja de ser un proyecto más desastroso y de alto riesgo para nuestro sistema democrático porque resta responsabilidades al gobierno e invade funciones de otras agencias y le dice al mundo que la credibilidad y transparencia de nuestros gobernantes depende de una mera legislación”, manifestó en un comunicado, el Padre Pedro Ortiz, portavoz del colectivo.

Indicó que los participantes de la agrupación se “oponen, tanto al proyecto original como al supuestamente mejorado sobre la creación de dicha Junta”.

Al cierre de la sexta sesión extraordinaria, el Senado concurrió el martes pasado con las enmiendas introducidas por la Cámara de Representantes al proyecto que crea la Junta de Supervisión Fiscal y ordena la confección de un plan de desarrollo económico a cinco años.

“Es tanta la desconfianza que los acreedores y otras instituciones tienen en nuestro sistema que el gobierno tiene que aprobar una ley que pueda garantizar la misma. La Junta de Control Fiscal pudiera restituir la confianza de los bonistas, pero no del pueblo que ha sufrido por décadas el engaño y la mentira como mecanismo de gobernanza. Las enmiendas hechas al proyecto original no eliminan el carácter de control y fiscalización de la Junta por encima de las agencias que tienen esas funciones”, señaló.

Asimismo, citó un reporte de prensa que está en sintonía con sus planteamientos, al reiterar que “el proyecto aprobado forma parte de un conjunto de medidas y políticas para recuperar la confianza de Wall Street en una circunstancia económica grave en la que el tesoro público está tan deteriorado que la posibilidad de un colapso del estado es vista como un peligro inminente”.

Alegaron que entre las medidas está también la entrega del control gubernamental a una Junta de Supervisión, que podría conducir sus trabajos en inglés, a puerta cerrada y que usurparía poderes constitucionales de las distintas ramas del gobierno.

Además, dijeron que aún persiste la idea de que ante una situación de que el gobierno no pueda cumplir con su responsabilidad de pago, pondría en alto riesgo al país porque, como se ha argumentado, “las propiedades y recursos de las instituciones, empresas y propiedades personales pueden ser prendas para cumplir con la responsabilidad de pago”.

“Entendemos que esta gestión desestabiliza aún más la democracia puertorriqueña y quienes han discutido y analizado dicho proyecto, tanto en el ejecutivo como en la Legislatura, tendrán que explicar todavía mucho sobre esta nefasta entrega de la democracia puertorriqueña”, dijo Ortiz.

Para finalizar, el sacerdote sostuvo que “tendrán que responder en conciencia a las actuales y futuras generaciones sobre la destrucción de un pueblo en virtud de la gestión idolátrica al becerro de oro para hacer felices a los bonistas en detrimento de nuestro pobre y angustiado pueblo”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.