Seilhamer señala supuestas deficiencias del Plan de Ajuste Fiscal

seilhamer_noticel-300x150EL CAPITOLIO  – El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Larry Seilhamer Rodríguez denunció el miércoles, varios asuntos a su entender, del Plan de Ajuste Fiscal como que la proyección de sobre 9,400 millones de dólares esté basada en los impuestos al pueblo y cuestionó el poder inconstitucional de la Junta de Control Financiero, entre otros asuntos.

“Lo primero que hay que señalar es que la proyección de ingresos está basada en las contribuciones al pueblo lo que es contradictorio cuando las políticas públicas establecidas han afectado la economía de los ciudadanos y no existe un plan de desarrollo económico, ni un plan para el fortalecimiento del sector privado”, sostuvo en un comunicado de prensa el senador quien dijo sobre los recortes en gastos gubernamentales que “la experiencia con la Ley 66 no ha sido positiva, hoy vemos que sobre 30 agencias no han cumplido con los recortes que establece la propia Ley”.

De igual forma, el legislador cuestionó la creación de una Junta de Control Financiero por tener rasgos inconstitucionales.

“Según detalla el Plan, esta Junta tendría poder de ir por encima de la Rama Legislativa e incluso la Ejecutiva lo que sería inconstitucional. La única forma de que una Junta de este tipo pueda funcionar en la Isla es que sea mediante legislación federal en el Congreso de los Estados Unidos similar a lo que ocurrió para Washington D.C.. De hecho, muchas de las propuestas del Plan están sujetas a la intervención del gobierno federal y no están a nuestro alcance como los asuntos relacionados al PAN, las Leyes de Cabotaje, los Créditos a las Corporaciones Foráneas y las enmiendas al salario mínimo”, señaló.

Sobre las leyes laborales Seilhamer Rodríguez rechazó la intención de reducir el salario a los jóvenes menores de 25 años.

“Esto resultaría en el empobrecimiento de una nueva clase social a los que opten por quedarse y fomentará el éxodo de jóvenes a los Estados Unidos en busca de mejor empleo y un salario justo”.

Finalmente señaló que hay un intento de violentar las disposiciones de la Constitución de Puerto Rico con la reestructuración de la deuda.

“Claramente intentan violentar las disposiciones de nuestra Constitución al pretender no pagar las Obligaciones Generales que están garantizadas en la Constitución de Puerto Rico. Aspirar a que exista confianza y credibilidad con las partes con las que el gobernador fue ofensivo con el famoso ‘me vale’ me parece que es altamente ilusorio. Su mensaje es un reconocimiento claro, diáfano y contundente de que fracasó su política pública y ahora reconoce que medidas a las que se opuso como las Alianzas Público Privadas, y el crédito por trabajo, entre otras, eran necesarias. Este Plan está tarde y viene luego de 33 meses de golpes y cargas contributivas al pueblo”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.